La nueva entrega de la famosa franquicia ya casi está en el mercado, y nosotros ya la hemos podido probar en profundidad para ofreceros este análisis de Football Manager 2019. ¿Merece la pena la nueva entrega de la saga? ¿Se han introducido novedades de peso o el juego vuelve a ser continuista? Hacemos un repaso completo y os ofrecemos nuestras más sinceras opiniones.

Nuestro análisis de Football Manager 2019

Football Manager 2019 sigue siendo el mejor videojuego de gestión deportiva que existe, y sigue valiéndose de las mismas herramientas que sus antecesores para conseguirlo. Su enorme base de datos de jugadores, con estadísticas reales y una representación muy realista de su calidad real, sigue siendo tremenda.

No hace falta más que decir que hay equipos de primer nivel del fútbol mundial que utilizan algunas de las herramientas que el equipo de desarrollo implementa en cada entrega de la saga, así que ya imagináis cómo va servido en este sentido: es un auténtico regalo para el fan y para los amantes del fútbol.

Análisis de Football Manager 2019

Los entrenamientos, el gran cambio

La única gran novedad que encontramos en Football Manager 2019 tiene que ver con los entrenamientos, que en esta ocasión podemos gestionar de forma mucho más profunda que en años anteriores. Podremos hacer que el equipo entrene de forma general de la forma que queramos pero también podremos gestionar los entrenamientos individuales de cada día.

Por lo demás, Football Manager 2019 ofrece una experiencia muy similar a la vista en entregas anteriores, que sigue siendo insuperable: la gestión y dirección de un equipo de fútbol ocupándonos de todas las parcelas que nos parezcan oportunas.

Análisis de Football Manager 2019

Una entrega muy continuista

Más allá del entrenamiento y de una mejora en la interfaz gráfica general (que hacía mucha falta, aunque nos sigue sin parecer del todo suficiente) el juego resulta tremendamente continuista. Por una parte lo entendemos, ya que sigue sin tener rival y los amantes de la saga lo disfrutarán desde el primer instante, pero nosotros vamos echando de menos una evolución más profunda.

Sigue siendo un juego algo arcaico en su visualización y también en la utilización, lo que puede echar para atrás a algunos jugadores novatos que además lo tendrán algo complicado para comprender la enorme cantidad de opciones de que dispone el juego.

Análisis de Football Manager 2019

Sigue siendo el mejor

A pesar de esa poca evolución y de que el juego va necesitando cada vez más una remodelación completa, Football Manager 2019 no tiene rival en el campo de los títulos de gestión deportiva, e incluso nos atreveríamos a decir de fútbol en general.

Es un gestor deportivo tremendamente profundo y realista, con multitud de opciones y una base de datos que asusta. Un regalo de horas para el fan de la saga, que encontrará una entrega muy continuista pero que funciona muy bien. El fútbol es resultadista, y en este caso Football Manager 2019 vuelve a ganar el partido.