El rally es una disciplina intensa, exigente y que sólo los mejores pilotos pueden dominar. Condiciones extremas, imprevistas, donde cada décima de segundo cuenta y el estado del vehículo es lo principal. En nuestro análisis de Dirt Rally 2.0 te contamos si el juego ha sabido volver a transportarnos a la pista y a volver a sentir las sensaciones tan realistas que nos produjo ya la primera entrega.

Análisis de Dirt Rally 2.0

Antes de empezar debéis tener en cuenta que Dirt Rally 2.0 no se trata de una secuela de por sí, sino más bien de una gran actualización de la primera entrega que además incorpora nuevos contenidos. Sabiendo esto (puesto que ya hablaremos más adelante del contenido que encontramos en él), podemos comenzar.

Dirt Rally 2.0 no es para cualquier jugador. Su exigencia es máxima y dominar el juego requiere de mucho tiempo y dedicación. Para los que busquen ese realismo y un título que proporcione muchas horas hasta ese punto, encontrarán aquí una auténtica joya que vuelve a revolucionar los simuladores de conducción. Da gusto ver representado al rally en un videojuego de estas características.

Análisis de Dirt Rally 2.0

Para los conductores más exigentes

Aunque es cierto que Dirt Rally 2.0 incorpora muchas ayudas en la conducción y podemos configurar estas a nuestro gusto, está muy enfocado para los jugadores que busquen un simulador realista. Ve eliminando las ayudas poco a poco e irás descubriendo las bondades que atesora en su interior, pues aunque algunas de las físicas que encontramos puedan discutirse, la sensación de estar pilotando un coche real en diferentes tipos de terreno es impresionante.

Cada derrape, cada curva y cada golpe cuentan, pues lo importante es conseguir un buen tiempo y que nuestro vehículo sufra los menos desperfectos posibles, pues tener que arreglarlo en el tiempo entre una etapa y otra es limitado. La gestión de los recursos, del dinero, del arreglo y de nuestra conducción es básico para encontrar la victoria.

Análisis de Dirt Rally 2.0

Amantes del rally, este es vuestro juego

Dirt Rally 2.0 incorpora varios modos de juego, entre los que destacan los que nos permiten realizar competiciones al más puro estilo real junto a otras competiciones oficiales que nos proponen competir con otros vehículos en circuitos cerrados, que volverán a requerir de toda nuestra atención y habilidad al volante.

Es una pena que por su concepción Dirt Rally 2.0 se quede un poco corto de contenido, y recomendamos directamente acceder a la versión Deluxe para no tener estos problemas. A pesar de ello si queréis sacar el máximo jugo al juego, conseguir los mejores tiempos de cada prueba y picaros en las competiciones online, vais a tener juego hasta que os canséis.

Análisis de Dirt Rally 2.0

De vuelta al sendero del triunfo

A pesar de su concepción y de que puede quedarse algo corto para algunos jugadores, Dirt Rally 2.0 es una auténtica delicia. Como simulador de conducción es uno de los más complejos y completos que hemos probado nunca, y el mejor que reúne la disciplina del rally en una consola o PC.

Tened en cuenta que no es para todo tipo de jugadores pero que poco a poco la sensación de dominio en su volante será increíblemente gozoso. Dirt Rally 2.0 ofrece de la manera más realista posible lo que significa competir en esta categoría, así que prepárate para la aventura más exigente de tu carrera como piloto.