Katana Zero es uno de esos títulos que te hacen seguir teniendo mucha esperanza en los desarrollos independientes, puesto que Askiisoft ha realizado un trabajo espléndido con esta obra, que para nosotros ya se alza como uno de los mejores videojuegos indies de lo que llevamos de 2019.

Análisis de Katana Zero: una maravilla artística y sonora

Lo primero que hace Katana Zero es entrar por la vista y por los oídos, gracias a un apartado artístico envidiable y una banda sonora excepcional. Es solo una de las muestras que dejan en evidencia que se trata de un título muy cuidado en todos sus apartados y que da gusto jugar.

Encarnamos a un personaje que los medios de comunicación han denominado como El Dragón, un peligroso samurai que está realizando auténticas matanzas con algunos miembros relacionados con una banda de droga. La trama es otro de los puntos fuertes del juego, con idas y venidas, giros muy bien conseguidos y una construcción de los hechos que atrapa irremediablemente.

Análisis de Katana Zero

Una historia y unos diálogos impresionantes

Lo que más nos ha gustado a nosotros de Katana Zero, precisamente, es la trama y los diálogos que se encuentran en el juego, que vuelven a ser elementos tremendamente cuidados en su desarrollo. Aunque el final es un poco abrupto, la sensación es excepcional, y siempre quieres continuar para saber cuál es el siguiente paso de la historia.

Esto lo consigue además con unos diálogos increíbles donde además tenemos la posibilidad de realizar elecciones que variarán la fase en la que nos encontremos y también el devenir de la historia, que cuenta con diferentes finales. Esto lo hace además con un sistema de utilización de texto en los diálogos que nos ha fascinado.

Análisis de Katana Zero

La utilización del texto en los diálogos

Katana Zero no tiene doblaje de ningún tipo, por lo que utiliza los típicos bocadillos para mostrar las conversaciones. Pero la manera en que Askiisoft utiliza la aparición del texto es increíble, con diferentes ritmos, colores y formas para que el jugador sepa perfectamente cómo está transmitiendo el personaje esa información.

La justificación argumental de todos los elementos mecánicos del juego también es digno de estudio, y en este caso en concreto la omisión de los diálogos se hace a través de la interrupción abrupta de los diálogos de nuestro interlocutor, que verá cómo es interrumpido y que además nos conducirá a diferentes situaciones.

Análisis de Katana Zero

Fases de acción complicadas y exigentes

Esta historia y estos diálogos van apareciendo entre unas fases de acción complicadas, que exigen toda la atención del jugador. En la mayoría de los casos tendremos que acabar con todos los enemigos de una pantalla para poder pasar a la siguiente, y si nos matan tendremos que empezar desde el principio.

Recuerda y mucho en su concepción a títulos como Hotline Miami, aunque en un entorno 2D y con movilidad lateral. Podremos atacar y acabar con los enemigos de una cuchillada, desviar las balas, utilizar objetos... es correcto y divertido, aunque no son las partes que más nos han gustado del juego.

Análisis de Katana Zero

Un título indie muy recomendable

En definitiva Katana Zero es una obra muy bien hecha, recomendada para los jugadores que quieran una experiencia complicada y de un estilo similar a las experiencias como Hotline Miami pero también a los que quieran un título con una historia muy buena, con una utilización de los diálogos excepcional y ciertos aspectos que tratan de evolucionar los conceptos más básicos de los videojuegos. Una sorpresa muy bien recibida.