Una nueva entrega de la franquicia ya está aquí, en un título que se siente mucho más como una transición que como una oportunidad bien aprovechada para introducir novedades de importancia. Aquí tenéis nuestro análisis de PES 2020 para PS4, Xbox One y PC, con lo mejor y lo peor de nuestra experiencia dentro y fuera del terreno de juego de esta obra.

Análisis de PES 2020 - Pocas novedades, igual de bueno

Podríamos resumir este análisis de PES 2020 con ese titular: pocas novedades pero igual de bueno. Se nota que estamos a final de una generación de consolas y que las compañías ya no apuestan por las grandes novedades, sino más bien por las transiciones y los pequeños detalles que los jugadores más habituales sí sabrán disfrutar.

En este sentido, PES 2020 es un título genial para los jugadores habituales que sabrán comprender y disfrutar de estos pequeños detalles introducidos en la jugabilidad, pero un desembolso no recomendable para los jugadores más casuales que ya tengan la entrega del pasado año. Simplemente es un salto demasiado poco notorio.

Pequeñas mejoras jugables, los mismos modos

PES 2020 introduce pequeñas novedades y mejoras en su sistema de juego, que ya de por sí resultaba tremendamente bueno en la pasada entrega. Mucho juego en el centro del campo, importancia en la estrategia y una inteligencia artificial mucho más pulida por parte de los rivales controladas por la máquina. Pero se trata de mejoras prácticamente imperceptibles de primera.

Lo mismo ocurre con los modos de juego de PES 2020, o peor, ya que son prácticamente iguales que en la entrega del año pasado. Se van necesitando cambios y mejoras en este sentido, ya que esa supuesta importancia en la competición y los eSports no se deja entrever demasiado en este sentido.

Pes 2020 análisis

Estratégico y muy gozoso en su control

PES 2020 sigue siendo increíble dentro del terreno de juego. Los pases, los tiros, el sistema de juego... todo es formidable y se siente mucho más pausado y con una incidencia más importante del centro del campo que su competidor más directo, FIFA 20.

Los que adoren este sistema de juego encontrarán en la entrega de este año al mejor simulador de fútbol de los últimos años, así que ya sabéis lo que vais a encontrar. Es una pena que a nivel visual y, sobre todo en el tema de las licencias, el juego vuelva a mostrarse mucho más cojo que su competencia más directa.

PES 2020 reseña

Vuelven a faltar todas las licencias

Como también es costumbre en la saga, PES 2020 tiene un agujero muy evidente en el tema de las licencias. Faltan la mayoría de equipos, equipaciones, escudos, logos, competiciones... aunque puede subsanarse gracias a su propia comunidad y la facilidad de importar estos contenidos. Pero se pierde mucho espectáculo con estas ausencias.

PES 2020 es un salto muy pequeño hacia delante, que ya va pidiendo un nuevo paso en la próxima generación de consolas. Los jugadores habituales sabrán encontrar y disfrutar de los pequeñísimos añadidos a nivel jugable, pero el resto no van a encontrar demasiadas mejoras que justifiquen un nuevo desembolso.