Contra vuelve a la palestra en Contra Rogue Corps. Un giro de tuerca a la fórmula de los inicios que esquiva el género Run and Gun y se centra en el nuevo enfoque de Neo Contra. Perspectiva isométrica cambiante, oladas, grandes enemigos y todo lo que hizo grandes a DANDY y Gauntlet en un regreso que hace muchas cosas bien.

Análisis de Contra Rogue Corps - El videojuego retro sigue vivo

Contra Rogue Corps demuestra que el videojuego retro sigue vivo y goza de buena salud. No es el regreso de Konami que muchos esperaban, ni siquiera un remake de la serie acorde a los tiempos modernos. Con el punto de mira en el público nostálgico y en quienes disfrutamos su nacimiento en 1987, esta nueva entrega de la serie es muy honesta en sus intenciones.

Esto no significa que sea poco ambiciosa, ni mucho menos. Varios estilos de misión, campaña para rato, cuatro personajes y varios modos online y a pantalla partida demuestran lo contrario. Contra Rogue Corps ha hecho los deberes y trae diversión de sobra para quien sepa apreciarla.

Análisis de Contra Rogue Corps - Solo o con amigos

Contra Rogue Corps nos permite vivir su experiencia en solitario o con amigos. En concreto, en la versión probada en Xbox One X, podemos disfrutar todos sus modos de juego con tres amigos tanto online como a pantalla partida. Una gozada sobre todo en los modos exclusivos online que incluyen cosas tan locas como una especie de fútbol postapocalíptico que os tendrá liados a base de bien.

Contra Rogue Corps a

Respecto a los personajes, la cosa no está nada mal: Un cyborg ochentero capaz de protagonizar su propia peli de acción en los 80, una letal asesina con un parásito alienígena en el vientre, un oso robot con el cerebro de un brillante científico y un bicho alienígena de modales impecables. Y eso por no hablar de la piloto, que narra los sucesos en divertidos videoblogs animados con los que te premiarán cada vez que acabes un rango de misión.

Análisis de Contra Rogue Corps - Con toques de Diablo

Contra Rogue Corps te invita a lootear, grindear y farmear gracias a que añade varios elementos típicos de Diablio. Junto al nivel del personaje y de las armas tenemos piezas, potenciadores y demás que nos permitirán personalizar tanto el equipo como a nuestro personaje.

Contra Rogue Corps b

Para ello, Contra Rogue Corps incluye un campamento en el que accederás a las misiones, los modos de juego online, las tiendas, el taller y el quirófano. En estos últimos podrás mejorar tus armas, construir armas nuevas y realizar intervenciones quirúrgicas que mejoren el esqueleto, cerebro, órganos internos y ojos de tus héroes.

Análisis de Contra Rogue Corps - Acción y etrategia

La estrategia forma parte importante de Contra Rogue Corps, que nos obliga a usar todo a nuestro alcance para sobrevivir. Objetos que explotan, armas que se recalientan y nos obligan a pasar de una a otra, habilidades especiales, ataques con misiles, mejoras... Cada enfrentamiento nos obliga a pensar y actuar rápidamente.

Por si esto fuera poco, cada enemigo cuenta con su punto débil, lo que nos obliga a movernos rápidamente variando ataques y estrategias a cada segundo. Monstruos que requieren que encontremos su punto débil para hacerles daño masivo, robots que debemos tirar a pilas de reciclaje, remates, esquivas, bombas... ahí es donde Contra Rogue Corps brilla con una luz especial.

Análisis de Contra Rogue Corps - El Juicio Final

Contra Rogue Corps sitúa su historia entre Contra III Alien War y Contra Hard Cops, y lo hace con una historia que no es más que una justificación para pasarlo bien a sus mandos. Gráficamente no cumple, con un aspecto que parece más el de un juego remasterizado en la anterior generación que un título moderno. Sin embargo, pasando esto por alto, las altas dosis de acción, los guiños a la saga y los juegos de los 80 y su sabor retro lo hacen especialmente agradable para el público que esperaba algo de este calibre.