Sledgehammer Games parece haber creado un título hecho para los fans de la franquicia que durante estos últimos años han estado renegando de la evolución de la saga. Los últimos juegos, con una ambientación y jugabilidad futurista, no han gustado a todos. Por eso, Call of Duty WW2 viene a contentar a todos ellos.

Aquellos que buscaban un Call of Duty a la antigua usanza pueden estar de enhorabuena, ya que Call of Duty WW2 cumple de sobra en este sentido. Quizás le falta algo de personalidad propia para destacar como uno de los mejores juegos de la franquicia, pero parece que llega justo en el momento oportuno.

Análisis Call of Duty WW2

Análisis Call of Duty WW2 - De vuelta al suelo

Alejándose de los jetpacks, los saltos increíbles y correr por las paredes, Call of Duty WW2 vuelve a apostar por un estilo de juego en el suelo, más sereno. No por ello deja de ser frenético, ya que el juego está hecho para que domines los mapas y sepas moverte en todo momento.

La mayor parte de los mapas de Call of Duty WW2 están diseñados con inteligencia para evitar a los camperos, aunque seguirán presentes como siempre. Todos ofrecen distintas maneras de afrontarse pero la mayor parte de ellos resultan tremendamente satisfactorios. La nostalgia os inundará al jugar con ellos.

Análisis Call of Duty WW2

Una campaña muy mediocre

Es una pena que el modo Campaña, para un solo jugador, no esté a la altura del modo multijugador. Se pierde la oportunidad de hacer algo realmente grande e increíble con un acontecimiento tan importante como la Segunda Guerra Mundial, lo que es una pena.

También hay que destacar lo tóxica que resulta su comunidad. La diversión de una buena parte de las partidas en el modo multijugador de Call of Duty WW2 recae directamente en la manera de jugar de los jugadores con los que compartamos los mapas, que en muchas ocasiones no es demasiado agradable. Pero no es culpa del propìo juego en sí.

Análisis Call of Duty WW2

Un paso hacia atrás, pero necesario para muchos

Al final, la sensación es que Call of Duty WW2 ha dado varios pasos hacia atrás respecto a la trilogía futurista, que sí aplicaba cambios y evolucionaba su concepto jugable, pero también es verdad que es lo que una buena parte de su comunidad requería desde hace años.

No es el mejor Call of Duty de la historia, e incluso nos atrevemos a decir que tampoco lo es de los últimos años. Pero sí que es lo que su comunidad quería ahora mismo y ha conseguido hacerlo con estilo y diversión, muy de la vieja escuela. Sledgehammer ha conseguido entregarnos el Call of Duty que los jugadores pedían desde hace tiempo.