Parecía un anuncio menor cuando Nintendo decidió presentarlo, y en realidad lo es. No es un juego que haya nacido para hacer sombra a las próximas entregas de Nintendo Switch o el próximo gran juego de Game Freak, pero sí que resulta mucho más interesante de lo que parece. Descúbrelo en nuestro análisis de Pokémon Quest.

Nuestro particular análisis de Pokémon Quest

Cabe destacar que realizamos este análisis de Pokémon Quest habiendo jugado al título en Nintendo Switch, ya que hasta el momento es la única plataforma disponible. Más adelante, también hará lo propio en dispositivos móviles, donde creemos que realmente se sacará todo su provecho.

¿Por qué lo decimos? Porque está claro que Pokémon Quest quiere ser ese título que tengamos instalado en nuestro dispositivo móvil y al que echar unas cuantas partidas a lo largo del día, cuando tengamos un rato libre o cuando el propio juego nos lo permita, ya que su sistema de Free to play con limitaciones temporales os sonará a muchos.

Análisis de Pokémon Quest

Juega todo lo que puedas hasta que se agote la energía

Al ser un videojuego gratuito que podemos instalar y disfrutar sin coste, Pokémon Quest utiliza un sistema de energía similar al que hemos visto en otros muchos juegos para móviles. Podremos jugar hasta que se nos acabe la energía disponible, y después tendremos que esperar a que se recargue si queremos continuar.

Aun así, las partidas no suelen ser del todo cortas y cada nueva interacción con Pokémon Quest nos permitirá jugar bastante tiempo, así que en este sentido el juego da mucha más libertad que otras propuestas. Luego, también podremos pagar dinero real si así lo deseamos para continuar todo lo que queramos.

Análisis de Pokémon Quest

Más complejo de lo que parece

Pokémon Quest sitúa al jugador en un mundo realizado por cubos, con Pokémon realizados de la misma manera. Nosotros tendremos que ir completando expediciones para ir consiguiendo ingredientes y nuevos recursos que aumentarán el poder de nuestros Pokémon.

Esos ingredientes nos servirán para realizar recetas de comida, que serán la clave para conseguir capturar nuevos Pokémon y capturarlos: a cada uno le gusta una comida diferente, por lo que tendremos que aprender a dominar las recetas si queremos conseguir coleccionar todos.

Análisis de Pokémon Quest

Un combate sencillo, pero interesante

El sistema de combate en las expediciones no es ni mucho menos parecido a lo que la saga principal nos tiene acostumbrados, pero es mucho más complejo de lo que parece a simple vista (como el propio juego en general). Podremos crear un equipo con 3 Pokémon y lanzarlos a expediciones, en los que habrá que acabar con oleadas de rivales y con un Pokémon más fuerte en forma de jefe.

Aunque resulta sencillo controlarlo y entenderlo, hay mucho que aprender. Cada ataque ofrece unas diferencias palpables en su efectividad, al igual que los tipos de Pokémon, que aquí también se aplican. Es decir, que cuanto más se complica el juego, más tendremos que tener todos estos elementos en cuenta si queremos tener éxito.

Análisis de Pokémon Quest

Cada vez más complicado

Esto provoca que Pokémon Quest resulte cada vez más complicado, aunque dentro de unos límites. Cuando llevemos unas horas jugando nos daremos cuenta de que también resulta mucho más complicado avanzar. A pesar de ello no debemos entenderlo como algo malo, pues también forma parte de la naturaleza Pokemon el echar muchas horas para entrenar a un Pokémon o intentar que sea perfecto.

Pokémon Quest es un videojuego muy interesante, que se adapta a las necesidades una plataforma como el móvil y que basa su naturaleza en el sistema de juego Free to Play. Pero más allá de eso, el juego gustará a los aficionados de la franquicia y a aquellos que quieran un juego sencillo pero profundo que pueda dar muchas horas de juego.