Hemos podido disfrutar ya del espectáculo de la secuela del juego de conducción de Ubisoft, que de nuevo nos permite disfrutar del gigantesco mapa de Estados Unidos por tierra, mar y aire. Después de haber jugado muchísimas horas, os ofrecemos nuestro particular análisis de The Crew 2 para PS4, Xbox One y PC.

Nuestro análisis de The Crew 2

Lo primero que hay que decir acerca de The Crew 2 es que si realmente queréis afrontar todo lo que propone, pillad días libres en el trabajo o aprovechad el verano, porque vais a tener contenidos para rato. Un mapa enorme de Estados Unidos realizado a escala (no real, pero igualmente impresionante) repleto de diferentes pruebas de distintas categorías.

Porque The Crew 2 se atreve con todo, tanto con carreras más típicas con vehículos por las calles de las distintas ciudades tanto en circuitos como por mar con embarcaciones y por el aire con aviones de diferente tipo. Todo tiene cabida aquí para que el jugador no pueda aburrirse.

Análisis de The Crew 2

¿Prefieres tierra, mar o aire?

Y ahí es donde el juego quiere ser un punto de inflexión en las demás propuestas de velocidad existentes, ya que deberemos hacernos con una flota de vehículos de diferente tipo y categoría para tratar de afrontar cada tipo de prueba. Además, tendremos que ir mejorando cada uno de estos vehículos poco a poco gracias a las recompensas obtenidas en las carreras.

Incluso en el mundo abierto, si decidimos ir recorriendo el mapa de Estados Unidos de prueba en prueba, podremos cambiar en cualquier momento de vehículo e incluso de disciplina, pudiendo variar entre un coche hasta un barco, moto o avión en cualquier instante, haciendo entretenidos los desplazamientos.

Análisis de The Crew 2

Conviérte en una estrella

La máxima de The Crew 2, y donde centra su sencilla historia, es la de que nos convirtamos en las mayores estrellas del país en estas categorías, ganando carreras y obteniendo seguidores en nuestras redes sociales para ser cada vez más importantes y permitir el acceso a las pruebas más difíciles.

Quizás no sea el punto fuerte de The Crew 2 e incluso a nosotros no nos parece que elegir esa motivación como la única y principal del personaje sea bueno para los más pequeños de la casa o las mentes más maleables, pero al final todo queda en un segundo plano.

Análisis de The Crew 2

Consigue tu botín aleatorio y personaliza tus vehículos

Como no podía ser de otra manera, The Crew 2 permite personalizar todos los vehículos del juego a nivel estético (con multitud de opciones) y también dentro del capó, con un montón de piezas de diferente calidad y con distintas prestaciones únicas que iremos obteniendo de manera aleatoria en las pruebas y en el propio mundo abierto.

De esta forma nos aseguramos de la rejugabilidad, ya que al no poder comprar expresamente algunas de las piezas, tendremos que completar carreras y buscar el botín por el mundo hasta que encontremos las mejores piezas para nuestro vehículo. Tenedlo en cuenta, ya que no podremos crear a nuestro coche, barco, moto o avión como queramos desde la tienda.

Análisis de The Crew 2

Es divertido, pero le falta personalidad

The Crew 2 es un título muy largo y muy divertido, pero al que le falta una enorme personalidad. Parece que el mundo y las decisiones tomadas están hechas para gustar a cuanto más público mejor, y le resta enteros. Poder hacer viajes rápidos entre las carreras resta todo el interés a recorrer el enorme mapa, por ejemplo, que para nosotros es lo que le diferencia del resto.

Tampoco encuentra su lugar en la conducción, siendo muy arcade pero sin destacar demasiado en este punto. Para nosotros, una apuesta más segura con un sistema de conducción definido (en lugar de que sea el jugador quien elija todo) y una mayor apuesta por su mapa, le hubiera venido de perlas.

Un juego que se nota desarrollado por Ubisoft, tanto para lo mejor como para lo peor.