Análisis de Fortnite - Recoge, construye y protege

Epic Games y el equipo de People Can Fly firman Fortnite, un profundo título que nos permite explorar entornos semiabiertos, seguir una interesante historia sobre el apocalipsis, construir bases, combatir cuerpo a cuerpo o a tiros, elegir una de entre cuatro clases, mejorar habilidades, jugar en equipo...

Es increíble la ambición que destila Fortnite. Es como mezclar Minecraft y Plants vs Zombies con mucho shooter, algo de RPG y aventuras, con ello se consigue una mezcla divertida pero con sus problemillas. Cada una de las partes diferenciadas de Fortnite son efectivas. Nos gusta construir y todo lo que se refiere a disparar funciona muy bien, algo comprensible teniendo en cuenta quién es la gente que firma el juego.

análisis de fortnite

Fortnite te deja construir tu base para luego protegerla a tiros

Pero hay algo en lo que Fortnite no se muestra tan sólido, en cómo conecta construcción y disparos. Es decir, si preparas muy bien tu fortificación podrás acabar con todo enemigo que se te acerque sin tener que soltar una bala. Esto no es divertido, porque querrá decir que no tendrás nada que hacer durante todo el asalto de los monstruos.

Fortnite nos obliga a equilibrar nuestras acciones y la formación de nuestro equipo para que esto no suceda, pero claro, esto tendría que solucionarse a través del propio sistema de clases y la dificultad de la IA, no mediante la decisión del jugador. Y este es el gran fallo de Fortnite: que su sección de shooter y de construcción no acaban de casar bien. A veces preferimos que el juego nos dé una base preconstruida para defender a tiros, o que solo nos pidiera construir y recrearnos en ello.

Fortnite se estructura en misiones, en unas en las que se desarrolla una interesante trama, en la que exploramos los entornos semiabiertos de juego, en los que podemos conseguir mejores ítems y materiales. Esta sección de aventuras se combina con la de RPG a la que llegamos antes de adentrarnos en un nivel y después.

análisis de Fortnite

Fornite llega como juego de pago, pero en el futuro lo hará como F2P

El looteo es clave en Fortnite pues es cómo obtenemos mejoras de la experiencia de nuestro héroe, nuevos reclutas, supervivientes, armas y la posibilidad de mejorarlas. A medida que lo hacemos podemos enfrentarnos a misiones más difíciles. De todos modos, es una pena que la dificultad no crezca más. A veces parece que lo que quiere Fortnite es tan solo que crees fortificaciones bonitas, y que lo que es ponerlas a prueba usándolas y a tiros no sea lo importante, cuando todo lo que se refiere a mejorar a nuestros personajes va en esa dirección.

Con un buen acabado técnico y sonoro, Fortnite es un título divertido pero al que le falta pulirse. Sabemos que el videojuego seguirá creciendo a lo largo de los meses hasta convertirse en F2P y deseamos que lo haga, porque la base es muy buena. Si seguís nuestros consejos conseguiréis sacarle todo su partido, pero os advertimos de las dificultades que a veces manifiesta el juego para saber qué es lo que quiere ofrecernos de todo lo que propone.