Análisis de OXIDE: Room 104 - El terror de verdad vuelve a tu plataforma de juegos

    El terror de verdad vuelve a tu plataforma de juegos: te lo contamos en nuestro Análisis de OXIDE: Room 104, un título que te sorprenderá

    Wild Sphere

    El género del terror sigue dando grandes alegrías a los seguidores, ya sea en forma de triple A con las franquicias más conocidas o a manos de pequeños estudios deseosos de hacer las cosas bien. Este último es el caso que nos ocupa hoy, tal y como te contamos en nuestro Análisis de OXIDE: Room 104: El terror de verdad vuelve a tu plataforma de juegos en un título pensado para sorprender y aterrar a partes iguales.

    Análisis de OXIDE: Room 104

    La buena gente de Wild Sphere se sube al tren del miedo con una propuesta brutal que no teme introducir nuevas mecánicas para dar como resultado un juego que va mucho más allá de lo que nos esperábamos a simple vista. Tras una intro doblada al castellano con una interpretación notable y unos primeros momentos confusos, la habitación 104 se convierte en el punto de partida de nuestra aventura en el hotel.

    Wild Sphere

    Encarnamos a Matt, un joven amnésico que despierta en la bañera de la habitación tras sufrir un ataque. Lo que parece un principio genérico, con un protagonista que no recuerda los últimos acontecimientos, muestra rápidamente su personalidad propia convirtiendo los primeros pasos en un puzle maravilloso al más puro estilo escape room. Unos primeros pasos en los que podremos examinar todo y buscar pistas y objetos que nos ayuden a comenzar la aventura.

    Empieza lo bueno

    Apenas unos minutos serán suficientes para empezar a meternos el malestar en el cuerpo. Ruidos extraños, criaturas informes, una persecución de pesadilla y la necesidad de pensar rápido son el pistoletazo de salida de un título que supera con creces las limitaciones de presupuesto para conseguir ofrecer algo nuevo en un género sobrexplotado. Los momentos de estrés se dan la mano con los de calma y puzles con un equilibrio a la altura del que pudimos disfrutar en The Evil Within, ofreciendo un combate bien llevado pero muy difícil y un lore plagado de criaturas que consiguen lo más difícil de conseguir en el género: hacer que se ericen los pelillos de la nuca y acelerarte el pulso a cada nuevo paso que das en busca de una salida.

    Wild Sphere

    Más allá de las criaturas y los peligros que nos acechan en nuestra aventura, Wild Sphere hace un trabajo sobresaliente a la hora de incomodar al jugador. Los puntos de control que se cargan la experiencia de este tipo de juegos desaparecen optando por un estilo roguelike en el que la muerte es mucho peor que un mero inconveniente. A esto se une todo lo que el género ha hecho bien a lo largo de su evolución desde los tiempos del primer Alone in the Dark: un inventario muy limitado, armas que sirven de poco, enemigos que reaparecen y una ambientación muy lograda en la que es fácil perder los nervios.

    El terror de verdad vuelve a tu plataforma de juegos

    Tras analizar lo último en juegos de terror indie de títulos como Horror Tales: The Wine, TAPE Unveil the Memories, Insomnis o el gran The Origin Blind Maid de Waraní Studios, OXIDE ha logrado impresionarme por esa forma de jugar con las reglas del género para llevarlo al lugar que merece por méritos propios. Esa forma de hacerte empezar de nuevo al morir, tras una breve visita al doctor, quien nos aliviará de nuestras 'cargas' con la ayuda de su sierra, es más que un simple protocolo.

    Wild Sphere

    Tras morir y reaparecer en la habitación 104 sin objetos ni armas, empieza una nueva run diferente a las demás. Algunos puzles seguirán solucionados, otros se reiniciarán y aparecerán nuevos puzles y diferentes retos. Con cada reinicio el juego cambia, aumentando la brutalidad del escenario y lo sangriento del camino a la vez que desata situaciones que nos permitirán acceder a uno de los múltiples finales que incluye el juego. Un planteamiento que hace que nos hayamos enamorado de la filosofía del estudio.

    Indie y personal

    OXIDE Room 104 es un título indie de bajo presupuesto, y esto es algo que se nota en las cinemáticas y algunos elementos del juego. Sin embargo, el mimo de Wild Sphere y su esfuerzo por hacer de OXIDE algo a la altura de sus intenciones se nota en casi todos sus elementos, yendo más allá del típico juego de Unreal con cuatro mecánicas. Ofreciendo una experiencia que se permite picar en zanjas en las que un triple A no puede meterse por miedo a perder público objetivo.

    En definitiva OXIDE: Room 104 nos parece todo un acierto en un género que parece estar saturado pero sigue dando grandes alegrías. Ojo, porque este sí da mal rollo. Su historia, ambientación y valentía a la hora de dar al jugador todo lo que tienen a su alcance lo convierten en una experiencia terriblemente grata y desagradable a la vez. Un logro que pocos pueden alcanzar.

    ¡Nos leemos!

    8

    Pros y contras

    • El planteamiento roguelike le sienta como un guante al género
    • Ambientación y criaturas
    • La forma que tiene de cambiar su mundo entre cada run
    • Se nota una ambición superior al alcance del presupuesto
    • Realmente da mal rollo... aunque esto es bueno en verdad

    OXIDE: Room 104

    Disponible desde 17 june 2022

    Más sobre este juego
    Loading...
    x

    © 2005 - 2024 Todos los derechos reservados.

  • Contacto