Análisis de Super Mario Odyssey - Largo, complejo y muy divertido

Super Mario Odyssey adopta elementos de sandbox y los fusiona con preexistencias de anteriores Súper Mario. Cada nuevo reino es como aquel jardín de Super Mario 64 que Miyamoto puso ahí para que disfrutáramos únicamente con las mecánicas básicas de su juego. Eso mismo es Super Mario Odyssey: un conjunto de localizaciones para jugar con los movimientos de Mario, y cuando los dominemos, cambiar nuestro cuerpo con el de un enemigo y volver a empezar.

Se nos premia por hacerlo. Ahora las estrellas, aquí energilunas, se esconden tanto en retos complejísimos como se muestran a la luz del día para que las recojamos al correr, saltar o experimentar con los poderes de Cappy. De este modo, todos los jugadores encuentran su sitio en Super Mario Odyssey, ¿buscas ese exasperante reto de los últimos niveles de Galaxy 2 o de Super Mario 3D World? Aquí los tienes. ¿Quieres un juego en el que brincar, explorar, farmear y recibir nuevos trajes como premio al hacerlo? Pues aquí también.

analisis de super mario odyssey switch

La libertad que se respira en Super Mario Odyssey es fabulosa

Este planteamiento de juego tan variado se consigue gracias a las nuevas mecánicas de juego con las que ahora cuenta nuestra gorra. Si se la lanzamos a un enemigo seremos él, y bajo su piel podremos controlar sus habilidades. Nintendo ha hecho un trabajo genial en construir una colección de movimientos para cada uno de ellos cuya ejecución resulta divertídisima, con la que enfrentarnos a jefes, encontrar nuevas y ocultas energilunas o simplemente jugar.

A medida que consigamos nuevos de estos pequeños satélites se desbloquearán nuevos mundos, trajes y complementos para nuestras naves. Acabaréis sumidos en una carrera constante por conseguir más y más hasta alcanzar los retos más difíciles del juego, que cuando llegan transforman al título en uno complicadísimo.

Agradeceréis que las vidas del juego sean infinitas y que solo nos castiguen retirándonos monedas al fallar. Cuando estéis intentando conseguir la energiluna 300 moriréis sin parar, y no querréis pasar tantas veces por la pantalla de game over.

analisis de super mario odyssey switch

Super Mario Odyssey es largo y sabe ser un reto tras superar la campaña principal

Con un planteamiento de juego más libre que en otros títulos del ex-fontanero, en el que prima recorrer escenarios de manera libre, encontrar un reto y afrontarlos, Super Mario Odyssey no empieza siendo realmente así. Para llegar a este instante primero tenemos que derrotar a Bowser, que en esta ocasión ha engatusado a Peach para que se case con él. Nuestro objetivo es perseguirlo, darle caza e impedir que la boda se produzca.

Lo cierto es que tanto la narración como la historia flojean. La persecución no está todo lo bien construida que se podría esperar, y aunque el clímax del juego sí está bien preparado, no la mayoría de sus hitos. Super Mario Odyssey vuelve a demostrar que un Mario no necesita contar algo para ser brillante. Cuando concluimos la campaña principal del juego, que debéis tomaros como un tutorial, todavía os quedará mucho por hacer y descubrir. Aunque la trama en sí del juego no nos haya convencido sí todo lo que sucede después, con una Peach que decide que... Bueno, eso tendréis que descubrirlo vosotros mismos.

analisis de super mario odyssey switch

Jugablemente y técnicamente, Super Mario Odyssey es sobresaliente

Super Mario Odyssey es precioso en lo técnico, tanto en los modelados de sus personajes como en sus enemigos, escenarios y en todas y cada de sus animaciones. Es muy interesante cómo se han integrado distintos efectos climatológicos a la aventura, que cambian nuestra percepción de la escena y también cómo se comportan nuestros enemigos.

Las pegas que le ponemos a Super Mario Odyssey y que le impiden ser un juego perfecto son: la repetición de ciertas misiones para conseguir energilunas, que no todas se consiguen de una manera divertida, que muchas veces sentiremos que más que conseguirlas estamos farmeando y que el título tarda bastante en hacerse difícil, también hay algunos problemas de cámaras, pero al César lo que es del César: Super Mario Odyssey es un Mario sobresaliente, divertidísimo y que tiene que estar desde el día de lanzamiento en tu Nintendo Switch; por cierto, no nos hemos encontrado ni un solo bug al jugarlo.

Si vais a empezar a jugarlo aquí os dejamos una guía del juego para los primeros momentos de Super Mario Odyssey.