Análisis de Tembo The Badass Elephant - Gotta go fast

    ¿Sabéis a lo que se dedica Game Freak, el estudio que desarrolla los Pokémon? Eso y mucho más en nuestro análisis de Tembo The Badass Elephant, su nuevo juego.

    Hemos de reconocer que somos muy básicos y que un juego que se llama "Tembo El Elephante Malote", por traducirlo al español, ya de por sí nos va a hacer jugarlo con una sonrisa. Por si eso fuera poco, resulta que Tembo The Badass Elephant es un gran juego de plataformas, uno de estos que se juegan como hace años.

    Eso, obviamente, tiene sus virtudes y sus pegas, pero Game Freak y SEGA – curiosos compañeros de cama – han hecho un buen trabajo con este impropio juego de los padres de Pokémon. Lástima que las contradicciones en su planteamiento lo lastren y le impidan ser un plataformas memorable.

    Tembo The Badass Elephant

    Tembo The Badass Elephant tiene lo bueno de los plataformas de antes

    Antes de hablar de esos sinsentidos, mejor hablar de lo que sí funciona. Tembo es una especie de Rambo venido a elefante que debe salvar a civiles a lo largo de sus niveles y destruir todo lo que no sea inocente y puro, como soldados enemigos, barreras de hormigón que le impiden avanzar y todo eso.

    De paso, tiene que ir recolectando cacahuetes dorados que casi parecen los anillos de Sonic, pues la velocidad a la que normalmente se juega a Tembo The Badass Elephant recuerda más a los primeros juegos del erizo que a ningún otro plataformas, de ahora o de entonces. Curioso que SEGA sea quien publique el juego, ¿eh?

    También tiene algo de Donkey Kong Country, la verdad, con tantos barriles y lanzamientos por los aires para conseguir más cacahuetes dorados; y las influencias de otros grandes plataformas en Tembo The Badass Elephant no acaban ahí.

    Tembo The Badass Elephant

    Pero falla en algo básico

    La inercia con la que se van superando los niveles, por desgracia, tiene un punto negativo: te dejas mucho que hacer y, llegado un momento, es posible que te hayas dejado tanto como para no poder seguir avanzando y tengas que repetir niveles. Esto, a nuestro modo de verlo, es un gran error y un lastre para un juego tan bueno cuando corres mucho.

    Hacerte parar y pensar por dónde tienes que ir no solo rompe con la principal gracia de Tembo The Badass Elephant, sino que también arruina tu multiplicado acumulado, y eso para nosotros es sagrado. ¿Por qué implementar ciertas ideas que chocan con otras en tu propio juego? No somos diseñadores, pero vaya: no le vemos el sentido.

    Tembo The Badass Elephant

    Tan bonito como difícil

    Por fortuna, el diseño de niveles de Tembo The Badass Elephant es fantástico. No se disfrutan igual que cuando te dedicas a ir a toda leche por ellos y a superar sus obstáculos tirando casi más de instinto que de velocidad, pero en esos momentos de 'pausa' es cuando ves lo bonito de sus entornos 2D con animaciones en 3D.

    Ahora sí, esa belleza esconde algo macabro y es que el juego puede ser difícil de narices. Si no tienes cierta maña con los plataformas, te va a costar desde un primer momento ponerte con él y progresar adecuadamente. Y si a eso le sumamos las barreras que mencionamos para progresar en la aventura, apaga y vámonos.

    Si por el contrario ya eres ducho en el género, tranquilo, seguirás muriendo, pero mayormente con los jefes finales, que son ingeniosos y puñeteros como ellos solos. Se agradece perder vidas en un plataformas de consola, la verdad, que Nintendo nos tiene muy mimados en este sentido.

    Tembo The Badass Elephant

    Un plataformas veraniego

    Poco más podemos decir de Tembo The Badass Elephant. Es un juego que se disfruta y que se puede hacer corto si los juegas como él quiere que lo hagas, pero también puede hacerse un poquito molesto y quisquilloso si intentas cumplir a rajatabla con la idea de velocidad que propone, y eso nos parece un problema.

    Esta dualidad al menos encajará en la mentalidad de los fans de los plataformas, que seguro se alegran de tener algo así en PS4 o Xbox One (Tembo también sale en PC, pero no lo contamos porque ahí siempre hay de todo) y que no echarán de menos a Rayman o Sonic con esto entre sus manos.

    Además, como juego veraniego, Tembo The Badass Elephant es una maravilla: se puede acabar rápido, no es precisamente muy caro y se puede jugar pasando el mando a vidas con los amigos. Todo plataformas que se pueda jugar como hace 20 años nos va a parecer bien, aunque tenga sus fallos.

    7

    Pros y contras

    • Plataformeo como antaño, casi recuerda a Sonic
    • La mezcla de gráficos 3D y 2D es fantástica
    • Las barreras para avanzar son pelín molestas si no te apetece pararte a explorarlo todo
    • Una curva de dificultad inexistente: es difícil siempre

    TEMBO THE BADASS ELEPHANT

    Verkijgbaar vanaf 21 july 2015

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.