Análisis de Wasteland 3: la entrega más asequible

    Analizamos Wasteland 3 y te contamos por qué es la entrega más asequible y la mejor para iniciarse en la saga

    InXile

    Wasteland 3 veía la luz la semana pasad en Xbox One, PS4 y PC. Una nueva entrega de la mítica saga de rol que inspiró a Fallout que vuelve mejor que nunca y 100% accesible para todos los jugadores.


    Del desierto a la tundra

    Wasteland 3 cambia su escenario de juego y nos lleva a la gélida tundra en una petición de ayuda que los ranger no pueden rechazar. Tras sufrir una terrible emboscada y lograr sobrevivir a duras penas, nuestros protagonistas tendrán que buscar supervivientes y montar una base en la que reconstruir su ejército.

    Análisis wasteland 3

    Así empieza Wasteland 3, una nueva aventura que no requiere haber jugado a los episodios anteriores. Tras un inicio en el que InXile coloca las claves, corresponderá al jugador decidir su camino y elegir entre las distintas facciones. Seguir la aventura, crear nuestra propia historia o traicionar a todos serán sólo algunas de las posibilidades en este fantástico RPG.

    Wasteland 3: Más asequible que nunca

    Como ya te contamos en nuestra guía con la duración de Wasteland 3: ¿Cuántas horas dura?, Lo nuevo de InXile es una interesante odisea con tanta duración como rejugabilidad. Afortunadamente la experiencia no se hace larga gracias al trabajo que han hecho en el estudio por conseguir un título accesible a todos los jugadores.

    wasteland 3 asequible

    Por un lado, su combate se actualiza y mantiene su complejidad. Todo con una interfaz sencilla e intuitiva que hace que no necesites estudios para combatir. Su sistema por turnos nos permitirá elaborar distintas estrategias y aprovechar las distintas habilidades de los personajes sin necesidad de navegar por menús interminables. Cubrirse, desplegarse y usar habilidades es ahora tan sencillo como recargar, cambiar de personaje o llamar al vehículo de transporte para que nos apoye con su armamento.

    Por otro, incluye la posibilidad de jugar con el tamaño y aspecto de los subtítulos y ofrece varios niveles de dificultad. Si quieres saber qué nivel te corresponde, echa un ojo a nuestra guía de dificultad en Wasteland 3 recomendada: ¿En qué nivel debes jugar?

    Personalización y libertad

    Junto a su combate más asequible y sus opciones de accesibilidad, Wasteland 3 ofrece su famosa libertad. Una libertad que afecta tanto a la personalización de personajes y equipo como a la forma de vivir la aventura. El argumento se abre en abanico según vas jugando adaptándose a las decisiones y elecciones que realizas durante la aventura.

    Respecto a la personalización, es posible crear a todos los personajes, optar por personajes ya creados o mezclar ambos y contar con la ayuda de compañeros prefijados. Esto permite complementar a los personajes con distintas habilidades sociales y de exploración. A la vez, podemos combinar clases y armas para construir la mejor patrulla con la que enfrentarnos al enemigo.

    Veredicto

    Wasteland 3 se configura como el mejor episodio con el que iniciarse en la saga. Visualmente no mata para bien ni para mal, pero cuenta con un excelente apartado sonoro con algunos temas cantados que entran muy bien durante el combate. Jugablemente resulta ágil y sólido, con un combate que tiene su aliado en una exploración muy completa, un buen sistema de diálogo y una libertad impensable en juegos de mayor presupuesto. Puede que no evolucione el género, pero sin duda es un título muy recomendable tanto para veteranos como para novatos en el género.

    8.5

    Pros y contras

    • Asequible y accesible a todos los jugadores
    • Libertad de acción y elección
    • Sistema de combate con múltiples posibilidades sin marear al jugador
    • Aspecto gráfico correcto, sin alardes
    • Largos tiempos de carga
    • Evoluciona poco respecto a su anterior entrega

    Wasteland 3

    Disponible desde 28 august 2020

    Más sobre este juego
    x

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.