Análisis Microsoft Flight Simulator - Volemos por el mundo

    La nueva entrega de este espectacular simulador de vuelo ya está disponible. Después de unos cuantos viajes os contamos qué nos ha parecido en nuestro análisis de Microsoft Flight Simulator.

    La posibilidad de volar por el mundo entero, con distancias reales y con la utilización de la tecnología satelital de Microsoft, ya es suficiente para entender lo que ofrece esta obra. Pero no es lo único que debes tener en cuenta de Microsoft Flight Simulator, ya que más allá del mundo y de las posibilidades de viaje está, precisamente, el avión en el que te montas.

    Un simulador soberbio

    Es probable que lo que más te atraiga de Microsoft Flight Simulator sea esa tecnología que te permita sobrevolar tu casa, tu ciudad, tu país o algún destino al que te encantaría viajar en la vida real. Pero este juego no va de eso y probablemente termines cansado muy rápido si esa es tu única intención. Esto va de volar con diferentes aviones como si estuvieras realmente en su cabina.

    Esto nos lleva hasta un simulador muy realista (aunque no hemos pilotado nunca un avión) en el que cada pequeño botón de la cabina tiene su utilidad. Microsoft Flight Simulator no limita las posibilidades sino que las pone todas sobre la mesa. Jugando en PC, hemos utilizado el mando y era necesario seguir utilizando el ratón y el teclado para poder abarcar todo el control.

    Microsoft Flight Simulator es una buena razón para comprar todo el aparataje disponible y que permite convertir tu escritorio en una cabina de un avión. Aprender a despegar, a mantener el vuelo, a realizar cambios de velocidad, de dirección, a reaccionar a los problemas técnicos y climatológicos, a aterrizar de una pieza...

    Porque de eso va esta obra, de ser un simulador de vuelo realista. No es un juego de turismo en el que sobrevolar diferentes lugares gracias a la tecnología satelital, aunque obviamente esa posibilidad es muy atractiva. De esta forma podremos realizar los vuelos que queramos, eligiendo un punto de partida y otro de llegada en cualquier localización del planeta.

    Las distancias son reales, así que preparaos para pasar muchas horas dentro de la cabina de ese avión cruzando océanos y continentes al completo. La sensación es impresionante y abruma, tanto como para echar para atrás a los jugadores menos duchos. Eso sí, hay muchas opciones y ayudas, así que el juego se puede adaptar a tus necesidades.

    Se echan de menos más modos de juego, desafíos o posibilidades. Además, los problemas técnicos se suceden (tirones, bugs y otro tipo de problemas visuales) junto a las largos tiempos de carga. A esto se suma algunos problemas reiterativos que muchos usuarios están teniendo simplemente instalando el juego o iniciándolo. Hay que trabajar en ello.

    Pero la posibilidad de volar en cualquier parte del mundo, sintiendo que cada uno de esos aviones es único, no tiene precio. Microsoft Flight Simulator es un simulador de vuelo realista y muy completo, pero no satisfará del todo a los que busquen únicamente un modo de visitar lugares del mundo a través de la tecnología satelital.

    8

    Pros y contras

    • El grado de realismo en la simulación
    • El mundo entero a nuestra disposición
    • La diferenciación entre tipos de avión
    • Problemas técnicos y de carga
    • Pocas modalidades y opciones

    Microsoft Flight Simulator 2020

    Verkijgbaar vanaf 18 august 2020

    Más sobre este juego
    x

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.