Project Night Análisis - Terrorífico, en el peor sentido

    Los juegos de terror no abundan porque es complicado conseguir un buen equilibrio entre terror, acción e imágenes turbias, y nada de eso funciona en Project Night, por desgracia. Este es nuestro análisis.

    Es posible que Project Night me haya enseñado una cosa en las escasas tres horas que dura: si tu juego no tiene un protagonsita que sepa andar, no debes cobrar dinero por él. Project Night cuesta actualmente en Steam 8,99 euros, bastante más de los que debería costar un juego a medio hacer por una sola persona sin mucha experiencia.

    ¿Pero qué es exactamente este juego? Un título de terror psicológico que intenta emular las sensaciones, los efectos y hasta los monstruos de la saga Silent Hill con muy poquito cuidado y sin conseguir en absoluto nada de lo que busca. Sí consigue otras cosas, en cambio: frustrar y, ocasionalmente, hacer gracia por lo horrible que es todo.

    Project Night

    Project Night, drama vital

    Antes de seguir metiéndonos con el juego, os lo ponemos en contexto: Project Night ha sido desarrollado por un hombre llamado Ricardo Deias que se ha encargado, aparentemente, de todo. Si tenemos en cuenta lo difícil que es hacer un juego, esto tiene una barbaridad de mérito y de trabajo detrás, así que vaya esto por delante.

    El problema es que Project Night necesita estar mucho más refinado, realmente, para ser un juego lanzado públicamente: su personaje se mueve de forma torpe, sus enemigos están mal animados, los efectos de luz o de partículas no están bien implementados y molestan, y así un larguísimo etcétera.

    Aún con esto, en un primer momento parece que Project Night puede ofrecer algo, pues sus aspiraciones son claras y trata de confundir y asustar creando una atmósfera y lanzando sobre ti unos enemigos aterradores, deformes y difíciles de aplacar.

    Project Night

    Programación del infierno

    Esto último es en parte a la inutilidad de nuestro protagonista para moverse y a la limitación de vida y de munición. No entendemos muy bien por qué no puede llevar más de 10 balas, pero bueno, es una forma de hacer que cada una cuente y que cada enfrentamiento con los enemigos sea tenso.

    Otra cosa es que muchos de estos sean un incordio imposible de matar porque se mueven cien veces más rápido que nosotros y porque siempre hay que matarlos con suficiente distancia. Si están muy cercas, estás muerto porque es imposible acertar con la pistola. Sí, es otro fallo del juego, uno bien gordo.

    Es una lástima, porque la banda sonora es bastante decente y existen momentos que sí incomodan y asustan. Darte cuenta que eso que has estado siguiendo era una ilusión para darte la vuelta y encontrarte rodeado por un entorno completamente desconocido es inquietante, como poco. Pero estos momentos son fagocitados siempre por los fallos.

    Lo más molesto, sin embargo,es lo mal llevado que está el sistema de guardado: solo se guarda al acabar un nivel, y en un juego donde se muere bastante, y casi siempre por culpa de los fallos o de los enemigos injustos; esto es tremendamente frustrante.

    Entendería que cualquiera abandonara el juego tras morir 5 veces seguidas y repetir el mismo tramo oscuro y vacío pero con monstruos que aparecen casi de sopetón delante de ti y que son muy difíciles de matar.

    Project Night

    Project Nein, más bien

    Realmente, no tenemos nada en contra de Project Night porque es un juego hecho por una persona y con unos recursos muy limitados, pero intentar cobrar por ello quizá es pasarse un poquito de la raya: el juego no funciona bien, no es divertido y necesita muchísimo remiendos para ser siquiere estable y justo con el jugador.

    Quizá hubiera sido más inteligente usar esta experiencia para ponerse a prueba o haber intentado hacer algo menos ambicioso para empezar. Sea como fuere, no recomendamos jugar a Project Night ni aunque te lo regalen, porque solo te vas a llevar disgustos.

    3

    Pros y contras

    • La banda sonora es aceptable
    • Fallos de programación por doquier
    • Jugabilidad frustrante
    • Corto y caro

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.