Análisis de The Witcher 3 Blood and Wine

    Nuestro análisis de The Witcher 3 Blood and Wine llega con toda la calma del mundo porque hemos querido disfrutar del último viaje de Geralt.

    Nos ha costado pornernos con el análisis de The Witcher 3 Blood and Wine porque no queríamos despedir de una vez y por todas a Geralt. Aunque siempre podemos volver a jugar la última aventura del brujo y tomar decisiones muy diferentes, sabemos que este es el final del camino y que CD Projekt no va a trabajar más en él de momento.

    Como cabría esperar, el cierre que los polacos han vuelto a dar a su tercer juego de la saga es magistral, más centrado en los paisajes y las misiones variadas que en los personajes, algo por lo que contrasta con Hearts of Stone; pero que ni mucho menos merma su capacidad para entretener y enganchar durante muchas horas.

    the witcher 3 blood and wine

    The Witcher 3 Blood and Wine parece todo verde, pero no lo es

    Hay algo de galantería y de relato caballeresco en The Witcher 3 Blood and Wine, y mencionamos esto más como una cuestión de atmósfera y de escenarios que como un asunto propio de la historia de las misiones que vamos superando. Toussaint, la nueva región que exploramos, es una Francia medieval de cortesanos y monstruos por igual.

    Por supuesto, si Geralt la tiene que visitar (un apunte, podéis tener un personaje preparado o usar el que ofrece el juego para superar la expansión) es porque los segundo se ha convertido en un problema importante, suficientemente grande como para romper el aislamiento que caracteriza a esta idílica zona del mundo.

    The Witcher 3 Blood and Wine es un relato de contrastes, entre el verde de las praderas y los viñedos y el rojo del vino y la sangre que termina empapando muchos de los parajes que visitamos sin que nos demos cuenta prácticamente del pedazo de pollo que se ha liado en tan poco tiempo. La capacidad de sorprender de CD Projekt sigue intacta, y nos alegramos por ello.

    the witcher 3 blood and wine

    Las misiones secundarias no son tan oscuras como antaño

    La historia principal de The Witcher 3 Blood and Wine está bien contada, pese a ser quizá demasiado compacta por momentos. Esto seguro que lo agradecen algunos jugadores, pues permite centrarse en los objetivos secundarios y en la exploración; pero que conste que hay contenido para contentar también al opuesto directo, al que quiera un relato intenso y marca de la casa.

    Sorprende, eso sí, que el tono de las misiones secundarias sea más ligero, alejándose de esos relatos de dolor eslavo que tanto nos gustaba de la campaña principal.

    No es un problema, más bien todo lo contrario: el cambio es de agradecer, por el simple hecho de que haya variedad. y se siguen contando historias de interés y enfrentando a Geralt contra monstruos de diseños sugerentes y trasfondos más humanos que los de algunos de los soldados o cortesanos borrachos entre los que se mueven.

    Quizá el descenso hacia lo ridículo de algunos momentos no nos terminen de encajar en The Witcher 3 Blood and Wine, pero CD Projekt siempre ha tenido un sentido del humor perspicaz y se ve que esta vez han intentado explotarlo por otros caminos. Tampoco vamos a culparles por intentar cosas nuevas en su juego, nos gusten más o menos.

    Hay que alabar, eso sí, su capacidad para resultar impredecibles, lo desanfadado que puede ser Geralt – algo que ya vimos en Hearts of Stone por momentos – y la sensación de que se le está dando una despedida cálida para llevarnos un recuerdo bonito hasta la próxima ocasión que juguemos con él.

    the witcher 3 blood and wine

    Más mutágenos y objetos

    Puestos a hablar de la capa más jugable, The Witcher 3 Blood and Wine parece pensado para los jugadores de largo recorrido y permite introducir nuevas mutaciones rápidamente, teñir nuestras armaduras para hacerlas más personales y luchar contra criaturas mucho más voraces y hábiles que en el pasado.

    Poder asaltar campamentos fortificados y luchar contra enemigos a decenas se agradece, pero nosotros nos quedamos con los nuevos monstruos. No vamos a desvelaros gran cosa si os decimos que estamos ante criaturas que se inspiran en lo vampírico, pero quizá os agrade saber que hay que combatirlos con estrategias ligeramente distintas.

    Si eres el clásico brujo que lucha sobre seguro abusando del Quen, vas a tener que replantearte un par de cuestiones para vencer a las criaturas más veloces y voraces. Y esto es algo muy bueno de The Witcher 3 Blood and Wine, probablemente lo mejor de todo si eres de los que disfrutan más del combate que de sus personajes o trama.

    Lástima que la gestión del viñedo no haya sido tan brillante en comparación con el resto de novedades mecánicas y que sea un trámite ridículo y aburrido para conseguir dinero, que siempre ha sido abundante en los bolsillos de Geralt; y dos mejoras que tampoco es que nos salven la vida en un combate a vida o muerte.

    the witcher 3 blood and wine

    El pase de temporada es imprescindible en The Witcher 3

    Así pues, no podemos sino rendirnos a los pies de The Witcher 3 Blood and Wine y reconocerla como una expansión a la altura de la anterior y del propio juego principal. Es extensa, pero no por ello pierde la cuota de calidad que se implantó con la anterior, incluso si esta tiene mejores personajes y antagonistas.

    Por The Witcher 3 Blood and Wine tiene mejores misiones secundarias, un tono más ligero que hace que la despedida de Geralt se lleve francamente bien y unos cuantos añadidos en el combate y en la particular armería del brujo que nos parecen imprescindibles.

    Es feo recomendar la compra de DLC porque es un producto vilipendiado con muchas razones de peso, pero tras jugar a las dos expansiones de The Witcher 3, nos parece que merece realmente la pena hacerse con ellas por lo que aportan en conjunto a un juego ya de por sí bueno y masivo.

    Con suerte, en el E3 2016 se anuncia una versión completa del juego con las dos expansiones y sale barato.

    9

    Pros y contras

    • Bonito como él solo, con paisajes y enemigos diseñados con la misma sensibilidad, aunque en direcciones opuestas
    • Novedades palpables en la jugabilidad
    • Contenido a porrillo, unas 30 horas para sacarlo todo.
    • El tema de los viñedos nos sobraba
    • Hearts of Stone tiene mejores personajes

    The Witcher 3: Wild Hunt

    Verkijgbaar vanaf 19 may 2015

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.