Battlefield Hardline Análisis - The sound of da police

    Battlefield Hardline ha venido para diferenciarse lo justo de Battlefield, haciéndonos ver que estamos jugando a la obra de DICE, pero con el toque gamberro y urbano de Visceral.

    Lo ocurrido con Battlefield 4, que tenía el potencial para llegar al trono de los FPS pero se vio truncado por las prisas y el tener que llegar con el estreno de la nueva generación, es todo un ejemplo de lo que no hay que hacer, y las propias DICE y Electronic Arts han sido las primeras en aprender la lección, como bien se ve en Battlefield Hardline.

    Battlefield Hardline nos aleja de las guerras como refriega militar y nos lleva a un entorno urbano, a la Miami más sucia donde las guerras no se libran entre soldados sobre tanques, sino entre policías, mafias, Muscle Cars y motos de cross, y el cambio no le sienta nada mal

    Battlefield Hardline

    Battlefield Hardline es lo mismo... pero distinto

    Es fácil y muy conveniente decir que Battlefield Hardline es lo mismo, pero distinto, pero no se aleja nada de la realidad. Los cambios introducidos para los nuevos modos multijugador no dejan de ser versiones diferentes de los Conquista y Captura la Bandera de siempre, pero Puente y Dinero Sangriento han sabido marcar la gran diferencia, y son, sin duda, las estrellas del multijugador.

    Por supuesto, Battlefield Hardline sigue siendo Battlefield y aquí llevando un estilo de juego individualista no se consigue gran cosa. Formar equipo, conocer los mapas y aplicar buenas tácticas es casi tan importante como saber apuntar, y en este caso también, como saber conducir.

    Battlefield Hardline

    Esta vez, funciona

    Una vez superado el miedo inicial de si algo fallará o si veremos un juego roto por bugs o problemas de servidor, podemos comprobar que funciona, algo que no tendría que ser un hecho a destacar de no ser porque venimos de donde venimos, pero así es, funciona, y no podemos más que alegrarnos.

    Por el momento nos hemos encontrado con alguna que otra pega entre la variedad de mapas y modos, ya que muchos de los mapas parecen hechos específicamente para un modo de juego en concreto, y cuando te sacan de ese modo, el mapa pierde sentido. Pero eso sí, jugar a Dinero Sangriento o Atraco en el Banco, a Puente en el Centro o a Todos Contra Todos en El Bloque, es una auténtica gozada.

    Cabe suponer que esta falta de variedad específica es algo que se solucionará con el paso del tiempo y los sucesivos DLC, pero no es algo que premiar en vista de que la solución no será algo gratuito, pero por el momento nos podemos conformar con que, lo que hay, funciona bien.

    Battlefield Hardline

    Woop woop! That's the sound of da police! Woop woop!

    La otra cara de la moneda de Battlefield Hardline es en este caso algo a destacar. La campaña no es un mero trámite que hace las veces de tutorial para el multijugador y una excusa para conseguir Battlepacks, sino que esta vez es algo completamente diferente y que no intenta ser tanto demo técnica y espectáculo constante (salvo momentos puntuales como el capítulo 4) sino ofrecer algo más.

    Al final todo aquello de contar con importantes guionistas para ofrecer una gran trama se ha quedado en agua de borrajas, no es The Wire o True Detective, ni parece que quiera serlo por mucho que nos hable de policías corruptos, agentes dobles, cárteles de droga o mafias coreanas. Pero entretiene, qué demonios.

    Battlefield Hardline

    Tiene derecho a permanecer en silencio...

    Aunque lo más destacable de la campaña de Battlefield Hardline no es su historia o su ambientación, sino todo lo que viene con ella, y es el hecho de que, salvo por momentos puntuales obligatorios, podemos pasarnos la campaña entera sin disparar ni una sola vez y sentirnos un buen ciudadano abusando de un sigilo fácil para arrestar a los malos, algo que de hecho, el juego premia mucho más que los multi-kills en campaña.

    Y el sigilo y los arrestos es algo exclusivo de la campaña, por eso sorprende que nos propongan algo tan completamente diferente a lo que en realidad el público espera de Battlefield, y lo mejor de todo, es que esto también funciona. No es Dishonored o Thief, pero funciona.

    Battlefield Hardline es un buen cambio. No un gran cambio, pero uno lo suficiente como para darle un soplo de aire fresco a la franquicia con un buen spin-off que puede llegar para convertirse en algo relevante. Desde luego, esperamos que Visceral Games hayan llegado a la saga para quedarse y seguir aportando grandes ideas, además de muchos guiños a Dead Space por las vallas publicitarias y tiendas de Miami.

    8

    Pros y contras

    • Puente y Dinero sangriento, grandes modos
    • La campaña busca ser diferente
    • Es Battlefield con persecuciones y atracos, ¿qué puede fallar?
    • Los mapas son poco específicos
    • Demasiadas vueltas en la campaña
    • No hay mejora gráfica tras Battlefield 4
    • Algún bug hay, claro, pero nada alarmante

    Battlefield Hardline

    Verkijgbaar vanaf 19 march 2015

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.