Análisis de Cobalt - El tiempo bala en 2 dimensiones

    Descubre en nuestro análisis de Cobalt si esta nueva obra, distribuida por Mojang (creadores de Minecraft) está a la altura de las circunstancias.

    Oxeye Game Studios creó Cobalt para ellos mismos: una obra desarrollada en sus ratos libres en la oficia que buscaba, precisamente, poder ser disfrutada en esos ratos. Pronto descubrieron lo divertido que se hacían estos pequeños descansos en un producto que funcionaba muy bien si se jugaba entre compañeros.

    La distribuidora de Cobalt, Mojang, que seguro que conocéis por haber creado Minecraft, uno de los mayores éxitos de la historia de nuestra industria, se dio cuenta de que el estudio tenía un producto muy interesante entre manos, al que había que dar forma para poder ponerse a la venta.

    Así es como nació el Cobalt que acaba de llegar a PC, Xbox One y Xbox 360: una obra de la que disfrutaban sus propios creadores y a la que han debido dar cierta forma para que pueda adquirirse como un producto completo.

    Cobalt

    Análisis de Cobalt - Más allá del modo multijugador

    Lo primero que llama la atención de Cobalt, más allá de ese modo multijugador que evidentemente es lo que le da vida al juego (y el motivo por el que fue creado), son los añadidos que el estudio ha introducido, para que Mojang, creadores de Minecraft, pudieran distribuir un producto que se sintiera completo.

    De esta forma nos encontramos con la primera sorpresa: un modo Historia en Cobalt que trata de aportar un grando más de valor a la obra, al poder ser disfrutada también por un solo jugador si así se desea. Nos encontraremos con un modo muy interesante y que le da mucha personalidad al conjunto.

    En el modo historia de Cobalt deberemos tomar decisiones en distintas conversaciones, enfrentarnos a situaciones de combate y de puzles, utilizando las mecánicas que hacían tan singular a este juego: saltar, disparar, rodar, esquivar y hacer rebotar las balas de los enemigos y, sobre todo, el tiempo bala.

    Cobalt

    Análisis de Cobalt - El tiempo bala

    El tiempo bala es aquello que da todavía más personalidad a Cobalt, que ya de por sí cuenta con elementos muy propios. En el juego se activará de vez en cuando, y nos permitirá reaccionar a un disparo, por ejemplo, o a cualquier otro elemento que se nos ponga por delante con el tiempo ralentizado.

    Lo mejor es que casi siempre suele resultar espectacular y aunque en el modo historia no se aprovecha del todo, en el modo multijugador será totalmente espectacular ser espectador de escenas totalmente increíbles: evitar un disparo en el último momento, o hacer que rebote a cámara lenta para que termine impactando en uno de nuestros rivales...

    El modo historia, al final, termina siendo una buena excusa para aprender las mecánicas básicas de control, ya que rápidamente pierde el interés y se convierte en un ejercicio confuso: apenas se nos da información, lo que a veces reuslta interesante y desafiante, pero en otros momentos llega a desesperar cuando no sabemos muy bien lo que hacer.

    Análisis de Cobalt

    Análisis de Cobalt - La salsa está en el modo multijugador

    Por eso, al final, nos damos cuenta de que el modo historia parece más un añadido que, aunque es muy completo y entretenido, se siente más como un añadido forzado que como algo que realmente justifique la compra de Cobalt, al contrario de lo que ocurre con el modo multijugador.

    El control de Cobalt está claramente diseñado para que nos enfrentemos con otros rivales que también cuenten con las mismas habilidades que nosotros. Ahí es donde disfrutaremos de todas sus virtudes, mecánicas y de ese tiempo bala del que ya hemos hablado anteriormente.

    Habrá diversos modos, aunque al final todos terminarán proponiéndonos más o menos lo mismo: acabar con nuestros rivales o conseguir más puntos que ellos llevando elementos hasta nuestra base, mientras que acabamos con los enemigos por el camino. Esto es lo que funciona y lo que hace que Cobalt termine siendo un juego muy entretenido.

    Análisis de Cobalt

    Análisis de Cobalt - ¿Merece la pena?

    Tendremos que enfrentarnos a otros rivales utilizando todas nuestras tácticas, en combates que en ocasiones se sienten muy desafiantes y tensos. Pero al final siempre impera la diversión y el frenetismo, convirtiendo a Cobalt en una compra muy recomendable para los que busquen este tipo de entretenimiento directo.

    Se nota que Cobalt es un juego que fue primeramente creado para ser disfrutado en cortos espacios de tiempo y entre varias personas en la misma pantalla, ya que ahí es donde realmente muestra sus verdaderas virtudes. Sin embargo, todos esos añadidos se sienten como algo forzados, quizás incluidos para justificar la compra de un producto distribuido por Mojang, creadores de Minecraft.

    Más allá de eso, Cobalt cumple sin más, con poca ambición para querer aportar más de lo que ya da. Es divertido, el tiempo bala nos deja con grandes momentos, pero poco más. El modo historia podía haber dado más de sí y, aunque es difícil de dominar y puede llevarnos muchas horas conseguirlo, hay pocos alicientes que te lleven a hacerlo más allá de realizar partidas rápidas de vez en cuando con amigos.

    6.5

    Pros y contras

    • Divertido y entretenido para partidas cortas.
    • El tiempo bala deja momentos para el recuerdo.
    • Con amigos es genial.
    • El modo historia podría haber sido mejor
    • Jugando solo pierde un poco de gracia.

    Cobalt

    Verkijgbaar vanaf 2 february 2016

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.