Funk of Titans Análisis - Ritmos divinos

    Funk of Titans es el primer juego indie español que llega en exclusiva a la tienda de Xbox One. Un nuevo plataformas rítmico de avance automático con mucho de otros grandes juegos, aunque con estilo propio en su estética.

    Funk of Titans nos lleva a ser algo que nunca habríamos pensado que podríamos llegar a ser. Un Perseo funky, el hijo de Zeus, debe recorrer la tierra en busca de quienes han atentado contra la música sagrada, el funk, y quieren inundarlo todo de horribles ritmos de pop, rap y rock. ¿Cómo lo haremos? A golpe de espada, saltos, y ritmo.

    Funk of Titans es un autorunner, un plataformas de avance automático como lo son otros como BIT.TRIP Runner o Rayman Jungle Run, pero lo que hace especial a este título además de su peculiar estética, es que es el primer desarrollo español (de la mano de A Crowd of Monsters) que llega en exclusiva a Xbox One.

    Funk of Titans

    Funk of Titans te marca el ritmo

    La misión de Perseo pasa por más de una treintena de niveles diferentes en los que tenemos que recoger 100 vinilos dorados mientras esquivamos o acabamos con los diferentes tipos de peligros que salen a nuestro paso, con bonificaciones extra si encontramos un ítem secreto en cada nivel, o si lo superamos sin recibir daño.

    Estos 100 vinilos de cada nivel son un aliciente para querer jugarlos hasta tenerlo todo, pero a la vez son uno de los mayores problemas del juego, que en prácticamente ningún momento te hace dudar sobre qué movimiento realizar, sino que una serie de vinilos bien colocados marca cuándo saltar, cuándo rebotar, cuándo deslizarse o cuándo dejarse caer.

    Funk of Titans

    Insipiraciones y referencias poco sutiles

    Funk of Titans está lleno de guiños a la cultura freak. Muchos de los trajes y armas con los que podemos adornar a Perseo son guiños a Star Wars, Transformers, Viernes 13 y mucho más, pero en los niveles del juego también vemos referencias, o más bien inspiraciones (más cerca de la copia descarada) de otros títulos.

    El Donkey Kong Country Returns de Retro Studios tiene gran culpa de esto. Varios niveles de Funk of Titans están inspirados en los más llamativos o memorables de DKCR, e incluso las fases bonus en las que Perseo vuela a 'lomos' del Pegaso, se manejan como si del barril volador de DKCR se tratase. Y no están mal, claro, pero lo suyo es intentar aspirar siempre a algo original.

    Funk of Titans

    En este caso, el intento de variedad sobra

    Además de las numerosas fases de autorunner funky, Funk of Titans tiene también varios enfrentamientos contra jefes finales, pero no se hacen con las mecánicas principales del juego, no, sino que los duelos de baile (o los duelos, a secas) se convierten en una serie de Quick-Time Events sin mucha dificultad ni ritmo alguno, mientras que los grandes autorunners saben incluir jefes que abatir sin necesidad de salirse del patrón normal del juego.

    A pesar de todo, Funk of Titans no es un mal título en absoluto. Quizá a nivel técnico está muy lejos de lo que se podría esperar de la nueva generación, y quizá encajase mejor en un smartphone o tablet que en una Xbox One, pero al menos es un juego sólido que sabe hacerse rejugable, que es más de lo que muchos pueden decir hoy en día.

    6.5

    Pros y contras

    • Estética original
    • Música pegadiza
    • Niveles bien construidos
    • Rejugable
    • Es fácil
    • Los combates de QTEs sobran

    Funk of Titans

    Verkijgbaar vanaf 15 september 2014

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.