NBA 2K15 Análisis

    NBA 2K15 muestra una infinidad de grandes características de las que tendrían que aprender todos los que se hacen llamar simuladores deportivos o managers de gestión. Ojo, no es para novatos.

    NBA 2K15 es una de las experiencias definitivas en cuanto a deporte hecho videojuego se refiere, hay que empezar con eso. El mimo puesto en 2K Sports a cada mínimo detalle de todo lo que compone el espectáculo en el que se convierte cada evento deportivo de la NBA en Norteamérica y parte de Canadá es algo que impresiona como pocos juegos lo consiguen.

    Quizá aquí en España un juego de fútbol lo tenga mucho más fácil para ser popular y accesible. Es una mecánica que no ha cambiado mucho a lo largo de décadas y lo tenemos tan interiorizado que es fácil entrar en sus juegos incluso cuando uno no es muy fan del deporte, pero con el baloncesto, o has seguido el progreso de los últimos años o es muy probable que te pierdas.

    NBA 2K15

    NBA 2K15 es complejo, pero espectacular

    Es complicado entrar en NBA 2K15 si no venimos familiarizados de todos los avances que se han hecho en la saga durante los últimos años más allá del salto a la nueva generación. Hay mucho que practicar, pero qué delicia es practicar cuando todo es tan completo y te esperan tantas horas de juego por delante. NBA 2K15 te pide mucho tiempo, tanto como te pediría ser un gran fan de la NBA.

    Pero lo que hace mejor este NBA 2K15 es hacer de prácticamente todo una experiencia propia. Es más común llegar a un simulador deportivo, coger tu equipo favorito y empezar a jugar partidos online ignorando todos los otros centenares de posibilidades, pero NBA 2K15 prácticamente te pide que investigues todo a base de no decirte nada. Empiezas a probar, empiezas a encontrar sorpresas.

    NBA 2K15

    MiCarrera, lo mejor

    Empezar el juego casi directamente creando a tu propio jugador (tu vivo retrato si utilizas una cámara, a pesar de que se puede crear algún monstruo) hace que quieras estrenarlo de inmediato, pero no empiezas en tu equipo favorito rodeado de las grandes estrellas, sino que hay que empezar, como buen rookie, desde abajo.

    Y este modo MiCarrera no pretende ser algo cinematográfico como lo fue el modo historia de Fight Night: Champion, pero te hace querer seguir una historia de ascenso y superación que une secuencias, decisiones, redes sociales, escándalos, compañerismo y partidos en los que no decides cuántos minutos juegas y donde tienes que demostrar tu valía no sólo con puntos.

    NBA 2K15

    Aprender qué es un deporte de equipo

    MiCarrera te obliga a jugar de forma compenetrada con una CPU que no siempre responderá como tú esperas, pero así es como tiene que ser. Si no te llevas bien con determinado compañero, si no generas una buena química de equipo, si se acostumbran a que seas un chupón,... Puede que no te pasen la bola tanto como querrías. Hay que forzarse a jugar en equipo. Las asistencias cuentan tanto como los puntos.

    Mejorar como jugador implica cobrar más, y cobrar más implica llegar a tener mejores estadísticas a través de unas mejoras que tenemos que ir adquiriendo. El dinero comienza siendo muy escaso y hasta que no lleguen los grandes patrocinios es mejor no dejarse llevar por las compras de complementos o por zapatillas que tú mismo puedes crear.

    NBA 2K15

    MiGM, mucho más baloncesto fuera de la cancha

    No sólo puedes crear tu propio jugador sino que ese avatar virtual puede llegar a convertirse en un manager de uno de los grandes equipos de la NBA, un modo con tanta densidad que puede llegar a abrumar de primeras y que tal vez no se llega a comprender del todo bien hasta bien pasada una temporada (el juego es parco en explicaciones, cabe decir).

    MiGM nos lleva a decidir un sinfín de variables de todo lo que conforma un equipo de baloncesto, desde los propios jugadores y sus salarios a la cúpula directiva y los diferentes ejecutivos que se llevan una gran porción del pastel que es el presupuesto de la franquicia, a pensar en varias formas de atraer a más fans al estadio en cada partido.

    NBA 2K15

    Baloncesto actual y de fantasía

    NBA 2K15 no sólo son modos individuales, claro. También nos permite jugar partidos en el formato convencional en el que manejamos a los 5 jugadores de cualquier equipo de la NBA, los 25 disponibles de la Euroliga o multitud de alineaciones míticas de años anteriores en los que podemos revivir la supremacía aplastante de los Bulls de los '90 con Jordan, Rodman, Pippen y compañía.

    Y siempre está la opción de MyTeam, el juego de cartas (en las que también hay que gastar la escasa moneda virtual del juego) en el que podemos crear alineaciones de fantasía, nuestro propio Dream Team, para hacer que se enfrente a otras creaciones alocadas.

    NBA 2K15

    Deporte de calidad

    También muchos que deberían aprender de NBA 2K15 al hablar de tecnología. Sí, otros deportes cuentan con más jugadores en pantalla, otros tienen diferentes elementos que tal vez no les permitan llegar a este nivel de detalle y realismo, pero más allá del puro aspecto visual, NBA 2K15 despunta por sus animaciones.

    Centenares de animaciones diferentes, animaciones propias de cada jugador, animaciones genéricas, reacciones ante todo tipo de situaciones... Y lo mejor es que todas esas animaciones nunca parecen algo robótico gracias a la mejora en las transiciones, creando un aspecto completamente natural que no tiene por qué dar esa fea impresión de que, al fin y al cabo, 'es un videojuego y tiene sus cosas'.

    NBA 2K15

    NBA 2K15, tu NBA

    A pesar de que NBA 2K15 cuenta con opciones como 2KTV o NBA Hoy en los que ver todo lo que ocurre en la realidad del baloncesto y recrear esas situaciones reales en formato videojuego, lo interesante de NBA 2K15 es sentirse de verdad dentro del deporte. No es tanto un simulador de partidos de estrellas, sino una experiencia de simulación de muchos de los aspectos del baloncesto.

    Una experiencia tan propia que puedes vivir tanto offline como online, tanto en los granes estadios como en las canchas de MiParque en las que jugar a Rey de la Pista, una experiencia con la que crecer durante todo este año hasta que NBA 2K16 llegue con una nueva oleada de mejoras.

    9

    Pros y contras

    • Espectacular en modelados y animaciones
    • Una experiencia de simulación personalizable
    • Multitud de modos y variables
    • El modo MiParque, una cancha de barrio virtual
    • Los tiempos de carga, larguísimos
    • Faltan explicaciones y prácticas para novatos

    NBA 2K15

    Verkijgbaar vanaf 10 october 2014

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.