A muchos quizá les haya decepcionado el anuncio que Konami realizó el año pasado diciendo que no sacarían su nuevo título en exclusiva para next-gen. Muchos nos preguntamos: ¿por qué no lo hacen? Y según lo que la desarrolladora defendió en su momento “Queremos tomarnos el tiempo necesario para sacar la mejor experiencia posible en next-gen”, algo que a muchos nos sonó como un síntoma de debilidad por parte de Konami.

PES 2015

PES 2015 es un nuevo comienzo para la franquicia de fútbol de Konami

Sin embargo, ahora que hemos jugado lo suficiente a PES 2015 en su versión next-gen, nos hemos dado cuenta de que todos los que saltamos por aquel entonces en conclusiones precipitadas deberíamos pedir perdón. Gracias al uso de FOX Engine, se han mejorado muchos aspectos del juego, como la atmósfera en el estadio, y además a nivel técnico el juego se ha visto muy mejorado, acortando los tiempos de espera y además los problemas en el framerate que podíamos encontrar en ediciones anteriores se han resuelto en esta edición.

Aunque normalmente las promesas se quedan solo en eso, promesas, es agradable ver que PES 2015 cumple con los que nos prometía para este año acercándose a la next-gen. Sin embargo, en cuanto a la presentación del menú de juego nos encontramos con cosas que no nos gustan, como una fuente excesivamente oscura, barras cuadradas feas, golpe de sintetizador cuando se selecciona algo … detalles que, aunque pequeños, no tienen nada que ver con el espíritu de los videojuegos actuales.

Es cierto que esto no afecta en absoluto a la jugabilidad de PES 2015, pero cuando ya llevas un buen rato en los menús del juego, empieza a molestar. Puede que en el título diga “2015” pero la presentación del juego parece sacada de los años 80.

PES 2015 supone un regreso a los años gloriosos de esta franquicia

Parece que con PES 2015, los desarrolladores del juego han vuelto a sus raíces, donde PES seguía siendo el mejor juego del mercado.La diversión debería ser el objetivo principal del juego y siendo francos, PES 2015 cumple con esta premisa.

PES 2015

Como en los viejos tiempos, podemos saltar al ataque en segundos, cambiar hacia el lado contrario del campo en un Segundo, engañar a la defensa con movimientos muy técnicos y marcar goles incluso a 30 metros de distancia. Todo esto sin necesidad de pasar horas practicando a los mandos, a diferencia que en FIFA. En otras palabras, es mucho más sencillo cogerle el tranquillo a PES 2015 que a FIFA y después de un par de partidos podrás humillar a tu contrincante con movimientos bien ejecutados

Esto se debe en parte a la simplicidad de sus controles. Lo complicado y rígido del sistema en anteriores ediciones ha dado paso a un acercamiento más “pick up and play”, que resulta mucho más natural, donde puedes ajustar los movimientos de tu jugador de una manera más rápida y sencilla. Nada nos aporta mayor satisfacción que pasar el balón entre dos o tres jugadores a gran velocidad.

A PES 2015 le falta ser más dinámico

Aún a pesar de esta rapidez, nos hemos encontrado con otros problemas como que a la cámara le cuesta seguir el ritmo del juego. Esto hace que por ejemplo tardemos en ver al jugador que recibe la pelota al otro lado del campo, lo que puede ser un problema en esos momentos en los que el juego se desarrolla a gran velocidad.

Esto puede ser frustrante, sobre todo cuando ya has conseguido dominar el juego. Es verdad que puedes intentar mejorar este defecto con algunos ajustes en el ángulo de la cámara, pero es imposible hacer que el problema desaparezca por completo.

PES 2015

Otro elemento que resulta un poco molesto son las dinámicas en el juego, ya que donde FIFA cambia de una escena otra de manera suave, PES 2015 la corta de manera un poco “drástica”, se podría incluso decir que a la antigua usanza, algo que nos llama poderosamente la atención teniendo en cuenta el potencial de las consolas actuales.

La atmósfera en el estadio ha mejorado mucho, pero no lo suficiente si lo comparamos con su principal competidor, FIFA. Esto se debe en parte a las características visuales, donde encontramos más de lo mismo: hay mejora, pero no lo suficiente. La hierba no tiene un aspecto muy realista (parece más bien sacada de una mesa de billar) y a estadios como el Camp Nou o el Old Trafford les falta gran nivel de detalle.

Master League es la principal atracción de PES 2015

Y detrás de esta afirmación se esconde una gran lógica: Konami tiene que crear un juego de fútbol con muchísimos menos recursos económicos que EA, lo que resulta en una gran diferencia en el número de licencias entre uno y otro además de el número de modos de juego y la cantidad de contenido.

Mientras que FIFA nos trajo decenas de competiciones diferentes a lo largo de los años, Konami todavía no tiene permiso para adquirir la licencia de la Barclays Premier League y la Bundesliga. También es raro que el juego solo tenga 12 estadios oficiales, por lo que jugar en el campo que le corresponde a tu equipo se convierte en algo muy poco habitual. Sin embargo uno de sus puntos a favor es jugar partidos de la Champions League que incluyen los logos, música y la famosa introducción de ésta.

PES 2015

Por tanto, nuestra atención seguirá centrada en Master League, que es, bajo nuestro punto de vista, el modo más importante del juego de fútbol. El sistema de scouting se ha visto también mejorado en algunas partes y como en la edición anterior, te puedes convertir en entrenador nacional y cambiar a otros clubes si no tienes el suficiente éxito. La versión online de Master League también está presente.

PES 2015 muy pendiente de Ultimate Team

El éxito de el FIFA Ultimate Team es por todos conocidos, y PES 201 5 estrena este año su versión del mismo. Se trata del modo MiClub, donde podrás diseñar tu propio equipo y podrás valerte de micro-transacciones y dinero del juego para hacerlo crecer y evolucionar. Es muy similar al modo de FIFA, pero podemos también afirmar que va más allá de éste.

PES 2015

Por ejemplo, si contratas a un entrenador como Carlo Ancelotti, el estilo de trabajo de este entrenador se trasladará a tu equipo, y tendrás que ajustar a tu plantilla en consonancia. Si no lo haces, esto afectará a la moral de tu equipo y como resultado, te llevará más tiempo ajustar el estilo de juego perfecto para éste. Debido a lo pobre de los menús de PES de la que hablábamos al inicio de este análisis, la presentación no invita demasiado a tirarse horas modificando tu equipo.

PES 2015 trae la franquicia de vuelta al mapa

No queremos que parezca que estamos finalizando el artículo de manera negativa, porque PES 2015 realmente no se lo merece. Con este nuevo título, la desarrolladora japonesa vuelve a asomar la cabeza tras 10 años, aunque todavía se quedan un poco por detrás de su principal competidor.

PES 2015

Sin embargo han sido capaces de cogerle el ritmo a las nuevas consolas: el fútbol se ve bonito, tiene cientos de nuevas animaciones y en cuanto al contenido no cabe duda de que está en la buena dirección, gracias en gran parte al nuevo modo MiClub. Lo único que necesita Konami es una buena inyección económica, porque la presentación pasada de moda y lo limitado de las licencias, marcas y sponsors no se corresponden con un título de este año.