El año pasado fue una dura competición muy interesante, sobre todo por el regreso por la puerta grande de la saga de Konami. Después de unos cuantos años irregulares, PES 2016 consiguió recuperar las grandes sensaciones de hace un par de generaciones, así que solo nos queda por saber si PES 2017 vuelve a estar a la altura de las circunstancias.

A efectos prácticos, PES 2017 es un mejor juego de PES 2016, pero hay que tener en cuenta muchos pequeños factores que nosotros hemos tenido en cuenta y que, evidentemente, afectan de forma directa a la calidad de la obra. Eso sí, los fans de la franquicia pueden estar muy tranquilos ya que vamos a volver a disfrutar de una entrega a la altura de su nombre.

Análisis PES 2017

Análisis PES 2017 - Vuelve a contentar a sus jugadores más habituales

Si sois de esa clase de jugadores que disfrutó de la época dorada de la franquicia y que el año pasado no pudo estar más contento con el resurgimiento de la saga, PES 2017 os va a volver a encantar. La importancia en el juego y en las sensaciones del juego a sus mandos están por encima del resto, aunque es cierto que es en lo demás donde no nos ha sorprendido tanto.

Si buscáis un título de fútbol completo en términos de licencias y modos de juego, por desgracia, PES 2017 no va a ser vuestro juego. Después de conseguir destacar de una manera tan notable en este sentido con el juego del año pasado (a pesar de las polémicas con las actualizaciones de plantillas) esta vez volvemos a las andadas, con muy pocos equipos reales a nuestra disposición.

Análisis PES 2017

Análisis PES 2017 - Recordando la entrega del año pasado

En este sentido, va a ser imposible que cuando juguéis a PES 2017 no recordéis a la entrega del año pasado, que sí que consiguió dar un golpe sobre la mesa en todos los sentidos. Este año el título se siente algo más vacío, sin tantos contenidos licenciados y con la sensación de que Konami no ha puesto todos los recursos a su disposición para tratar de dar un paso más adelante.

Jugablemente, el título ha mejorado, existe una evolución en la fórmula pero tampoco es tan palpable. Es decir, que los jugadores que hayan dedicado muchas horas a la entrega anterior van a saber valorar la mayor fluidez en los pases, el mejor movimiento de los jugadores y las mejoras en las animaciones... pero tampoco es un salto demasiado grande.

PES 2017 utiliza la buena base conseguida en el juego anterior y pule algunos elementos, creando una sensación de juego mucho más satisfactoria en general, pero no esperéis un salto cualitativo excesivo. Más bien es un pequeño medio paso hacia delante, sin mucho más.

Análisis PES 2017

Análisis PES 2017 - Mismos modos de juego

A esta pequeña evolución jugable podemos sumarle la casi nula evolución en sus modos de juego. Es decir, que podéis esperar que la Liga Máster o MyClub, por ejemplo, tengan las mismas características exactas que el año pasadao. Pero claro, sin las licencias y todos esos elementos que sí vimos el año pasado.

Como veis, al final la sensación es de que el juego ha mejorado un poco, pero los pequeños detalles hacen que tengamos la continua sensación de que no es algo tan increíble como lo visto el año pasado. Y al final da un poco de pena, pero por supuesto que el juego es muy disfrutable.

Análisis PES 2017

Análisis PES 2017 - El mejor tácticamente

Donde PES 2017 vuelve a demostrar su auténtica superioridad frente a la competencia es en los aspectos tácticos. No jugaréis a otro videojuego de fútbol donde las distintas formaciones y maneras de jugar se dejen notar tanto en el terreno de juego. No será lo mismo controlar a un equipo que juega a la contra que a otro que quiere mantener la posesión, por ejemplo, al igual que tampoco es lo mismo enfrentarse a los equipos rivales.

La inteligencia artificial ha mejorado también un poquitín (como todo lo demás), pero es cierto que esto también provoca que nos encontremos con un problema que a nosotros nos ha molestado en alguna que otra ocasión: la imprevisibilidad de los porteros, que a veces lo paran todo pero otras cometen muchos errores no forzados, lo que a veces tiene un mal impacto en los partidos.

También hay que destacar algunas que otras jugadas que funcionan, quizás, excesivamente bien, como los pases al hueco por alto, o que los jugadores a veces no reaccionen del todo bien a las indicaciones que realizamos desde el mando, pero no suele ser demasiado habitual. PES 2017 funciona muy bien a nivel jugable, salvo estos pequeños detalles.

Análisis PES 2017

Análisis PES 2017 - Una pena que sorprenda menos

Al final, con PES 2017, te quedas con una sensación extraña. Es mejor que la entrega del año pasado a nivel jugable, aunque sea poco, lo que debería ser algo muy positivo, pero al final nos damos cuenta de que no parece estar tan cuidado. El salto gráfico es pequeño, la mayoría de licencias se han perdido, los modos de juego no han evolucionado en absoluto...

Ojalá Konami hubiese puesto algo más de recursos en el desarrollo de PES 2017 para conseguir dar un salto cualitativo más palpable, pero al menos su fans van a saber agradecer sus pequeñas mejoras y a perdonar sus pocos fallos.