Need for Speed - Impresiones - Night Riders

    Need for Speed vuelve con más fuerza que nunca gracias a ese año de descanso tras Rivals. Hemos probado el nuevo Need for Speed en el E3 2015 y nos hemos quedado impresionados. Os lo contamos.

    No tiene nada que ver que nos hayamos quedado impresionados por la demo de la conferencia de Electronic Arts del E3 2015 en la que no se apreciaba la transición entre realidad y videojuego, y tampoco es por el temazo de Major Lazer que acompañaba al rugir de los motores. Need for Speed nos ha dejado boquiabiertos por sus propias virtudes.

    Un año de descanso tras el lanzamiento de Need for Speed Rivals que acompañó a las consolas de nueva generación le ha sentado muy bien a Ghost Games, un estudio que ya se ha ganado la confianza suficiente como para encargarse de la saga, y vuelven con toda la fuerza que han podido demostrar en una breve demo del nuevo Need for Speed.

    Need for Speed

    Need for Speed, noche, lluvia, tuning,...

    El hecho de que ya hayamos alcanzado un grandísimo nivel visual en los videojuegos de conducción juega en contra de muchos a la hora de la sorpresa gráfica, pero Need for Speed ha conseguido sorprender, imponiéndose como uno de los títulos más vistosos de toda la feria, al nivel de Star Wars Battlefront, pero en un ámbito diferente.

    Need for Speed es un lujo para los sentidos, luce de miedo entre lo metalizado de las carrocerías, la impresionante iluminación y los millones de gotas de lluvia, y ese momento de cambio entre la acción real y el motor del juego que en el tráiler podría parecer incluso algo engañoso, sorprende mucho más al verlo 'en vivo'.

    Es curioso que parece que todo está mojado. Cada pequeña pieza del coche que el juego nos permite cambiar en un gestor tremendamente intuitivo viene ya con ese efecto mojado para que el espectáculo visual nunca pare. Y una vez con el coche que queramos, empieza la carrera.

    Need for Speed

    Conducción arcade hecha en serio

    Need for Speed regresa a la base más 'cani' de la saga, al tuning, a las competiciones nocturnas al margen de la ley, al freno de mano y el óxido nitroso, a las luces de neón por las carreteras oscuras. Y eso es genial, conducción sin complicaciones.

    Falta aún por ver si esta vez se tratará de ese mundo semiabierto con conexión permanente como lo que fue Rivals, pero en la pequeña prueba que hemos tenido con este Need for Speed, nos ha dado para echar unas cuantas carreras y hacer un poco el cafre en un entorno delimitado, pero con la libertad de movimiento de no ser un circuito cerrado.

    Need for Speed

    Drifting again

    Hay un aspecto que ha levantado controversia en el nuevo Need for Speed, y es que a la hora de derrapar, ese giro de cámara que se produce es ciertamente espectacular, pero en según qué situaciones no permite ver muy bien por dónde estamos tomando la curva, y puede llevar a complicaciones.

    Pero más allá de este pequeño inconveniente que seguro que tendrá solución de cara a la versión final del juego, Need for Speed es puro espectáculo, y hay un trabajo inmenso detrás de esta nueva entrega que viene dispuesta a convertirse en un nuevo referente para la saga.

    Need for Speed

    Verkijgbaar vanaf 5 november 2015

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.