Es muy fácil en los Crossovers caer en el fanservice; juntar por juntar a personajes de diferentes franquicias para satisfacer a esas mentes calenturientas que quieren ver pegarse a Son Goku contra Naruto, por poner un ejemplo. Es como recibir un videojuego inspirado en una película o una marca famosa, que es un churro; triste, triste.

Pero hoy no estamos aquí para eso, nos hemos reunido en este artículo para todo lo contrario: celebrar la gracia de los grandes nombres que se han reunido para daros títulos inolvidables y que no habrían podido crearse si no es con un apretón de manos entre licencias. A veces, de manera literal

5. Robocop Vs. Terminator

Juegazo que disfrutamos mucho en Mega Drive. Controlando a Robocop, nos enfrentamos a un juego oscuro, dificilísimo y que nos costó un montón terminarnos. Existen otros, como Alien vs Predator, quizás más memorables, quizás mejores, pero los sprites tan grandes que presentaba el juego y que costara tantísimo llegar al final, aún con trucos, hacen de esta experiencia una muy memorable.

Y difícil de recuperar. Aún sin serlo exactamente, la batalla entre Robocop y Terminator reflejaba el combate entre dos tipos de personas muy distintas: una reconstruida tras sus errores y a la que se le supone más sabia y una presa de la arrogancia, más poderosa y presente en un mayor número. Un sentimiento presente en este icónico título.