Uno de los mejores añadidos en el inmenso mundo de Hyrule representado en el nuevo Zelda son los caballos, los compañeros de viaje que nos permiten desplazarnos entre puntos sin tener que ir dependiendo de la barra de resistencia. Como suele ser habitual en Nintendo, los nipones no se han limitado a hacer que tengan distintos colores y podemos encontrarlos con atributos muy variados, distintos tamaños y hasta encontraremos alguna sorpresa. Por eso es interesante dar con las mejores monturas de Breath of the Wild.

Para dar con cada animal tocará tener algo de paciencia, ir bien preparado y a la vez contar con algo de suerte, pero sin duda merece la pena. Para empezar sería recomendable que ampliases la barra de resistencia unas dos o tres veces y, además, que cocinaces alguna que otra receta que la rellenase. Hecho esto, podemos meternos de lleno a cazar las mejores monturas de Breath of the Wild.

mejores monturas de Breath of the Wild

Mejores monturas de Breath of the Wild - Dónde encontrarlas

Una vez abandonas la meseta de los albores, el lugar más próximo para dar con tu primera montura se encuentra tras cruzar el puente Hylia, que deberías verl subiendo al tejado del Templo del Tiempo. Al llegar darás con la Pradera de Farone, que estará plagada de maleantes, y tras despejarla podrás ponerte a capturar los primeros corceles salvajes. Sin embargo, si quieres dar con las mejores monturas de Breath of the Wild deberás tomar el camino hacia el oeste, desde la Posta de Farone, hasta llegar a la Pradera de Taobab.

Ahí encontrarás los mejores caballos del juego y uno de muy especial, pero antes de meternos en faena te recomendamos que te pases por la sección donde te explicamos dónde conseguir todos los recuerdos de Breath of the Wild y, también, por el especial centrado en repasar todos los trucos del juego.