Nuestra guía de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia está preparada para los jugadores novatos a los que se les atragante el juego. Con nuestros trucos de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia descubrirás cómo subir de nivel rápido (cosa que hace falta), si se puede resucitar a los personajes caídos y cómo organizar tus tropas si ves que te matan mucho.

Al leer esta guía de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia descubrirás que este título es muy distinto a Fire Emblem Fates, aquí la narración no es tan lineal, hay momentos en los que te obligan a subir de nivel y la dificultad se dispara en momentos puntuales. También es interesante cómo nos hacen cambiar el control entre Celica y Alm y cómo eso afecta al juego. Empezamos.

guía de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia

En nuestra guía de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia repasamos las claves del juego sin spoilers

El primero de los secretos de Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia que te contamos es que examines mucho. Cada vez que entres en un castillo o un pueblo puedes caminar por él, pero también pararte y examinar el entorno. Haciendo esto encontrarás dos de las armas más poderosas del juego al inicio de la aventura: la espada de rayo y una lanza muy poderosa para poner a tus jinetes. Si te atascas contra algún enemigo, repasa todas estancias de todos los lugares por los que has pasado, puede que encuentres algo que se te ha escapado.

Estas armas tan poderosas pueden mutar y mejorar en las forjas de los pueblos. Ahorra monedas de plata y de oro para mejorar su fuerza. Es interesante que tengas un ejército equilibrado, pero resulta fundamental que poseas un par de guerreros más fuertes que el resto, para que actúen como fuerza de choque. La clave para ello es darles las mejores armas a quienes vean que atacan mejor o con los que estás más cómodo. Seguimos.