Guía de Paladins - barajas y construcción de mazos

El sistema de Paladins de construcción de mazos y barajas lo diferencia completamente de otros shooters multijugador de la competencia. Las cartas se pueden obtener o bien crafteándolas con oro y cristales o a través de los cofres que aparecen a lo largo del juego. Puedes saber las cartas que tienes aplicadas actualmente mirando debajo de la pestaña del campeón y equiparla usando el menú.

Los mazos se construyen con un sistma de cinco cartas y un formato de puntos. Cada carta tiene un valor de cada uno de esos puntos específicos aplicado a ella. Las cartas raras son mucho más fuertes, pero necesitan más puntos para compensar el buff que otorgan. Una buena configuración de mazo es la clave en este juego, ya que cada mazo solo puede llegar un máximo de 12 puntos y 5 cartas en total.

Guía de Paladins

En nuestra guía de Paladins os explicamos por qué una buena construcción de mazo es la clave

Las cartas dependen enormemente del tipo de personaje o rol que has escogido ya que implementan buffs generales sobre el daño, la velocidad, la capacidad desfensiva, etc. Por ejemplo, si decides escoger a Ying por su capacidad curativa pero crees que podría salir beneficiada de un poco más de daño, deberías aplicarle cartas que suban su daño general. Las cartas no modificarán su papel como support, pero le darán acceso a un daño que de otra forma no tendría.

Al igual que muchas cartas te dan un bonus en tus habilidades, también pueden tener efectos secundarios perjudiciales para los personajes. Añadirle daño a un personaje tanque provocará que este carezca de defensa frente a otros personajes que sí le han aplicado cartas acordes a su personaje. Asegúrate de que lees la descripción de todas las cartas y no tengas miedo de jugar con las diferentes opciones que Paladins te permite.