A Paradox no le asusta la piratería de Cities Skylines

La piratería es un problema importante en el mundo del videojuego, algo que no deja nunca de ser irónico porque los juegos empiezan a pesar decenas de gigas y necesitar activaciones online para funcionar como es debido. Quizá por eso en Paradox no parecen del todo asustados por la piratería de Cities Skylines, su último juego.

Cities Skylines lo peta, por cierto

Tal y como ha dicho Sham Jorkani, jefazo dentro de Paradox, su plan para combatir la piratería es seguir haciendo más atractiva la oferta legal, con más y mejor soporte para mods y más contenido que llame la atención sobre una 'versión' sin parchear, sin mods y sí, gratuita, pero no ausente de peligros.

Jorjani nombre Netflix como un ejemplo de triunfo sobre la piratería en la era de lo digital. Es algo que aplicaron con Magicka, un juego que se lanzó con muchos fallos, pero que recibió 14 actualizaciones en 13 días para solucionarlos, algo con lo que no podían luchar las versiones piratas por ahí subidas.

En resumen, los padres de Cities Skylines creen que es mejor ofrecer contenido que implantar un sistema de DRM que sea invasivo y que castigue más a los que pagan que a los que no, que siempre encontrarán una forma de saltarse estas restricciones.