El Ocaso de Destiny de esta semana ya está arreglado

    Bungie ha solucionado el bug que impedía terminar el Ocaso de Destiny de esta semana, que, por cierto, es el de Alak-Hul.

    Bungie ha arreglado el problema con el Ocaso de Destiny de esta semana, que cuando se lanzó ayer, tras el reseteo semanal de asaltos y raids, no se podía terminar debido a un bug que impedía que se abriera una puerta fundamental para avanzar.

    El Ocaso de Destiny ya está plenamente operativo

    Al margen de lo tremendamente gracioso que es el hecho que un Ocaso de Destiny no funcione bien, por aquello de que desde hace ya varios meses han dejado de ser pruebas tan exigentes como lo eran antaño, estos problemas evidencian que Bungie necesita prestar más atención al contenido de su juego.

    En cierto modo, se puede perdonar que haya habido algún problema porque el estudio está todavía pendiente de reincorporarse por completo después de las Navidades – algo que avisaron que harían antes de final de año. Al menos, han reaccionado bien y en menos de 24 horas está todo solucionado.

    El Ocaso de Destiny de esta semana, como decíamos, se trata de la misión de La Celda sin Sol, donde hay que matar a Alak-Hul teniendo en cuenta que el daño recibido al saltar se ha incrementado y que los escudos elementales solo se pueden eliminar empleando su propio elemento.

    Destiny: The Taken King

    Verkijgbaar vanaf 15 september 2015

    Más sobre este juego

    © 2005 - 2020 XGN B.V. Todos los derechos reservados.