Parece mentira, pero Pro Evolution Soccer 2016 marca el 20º aniversario de la saga. No hablamos de aquel ISS de Super Nintendo y esa saga futbolística que acabó por fusionarse en ISS Pro para terminar siendo PES, sino a lo que en Japón siempre ha sido Winning Eleven. 20 años de fútbol que siguen evolucionando con Pro Evolution Soccer 2016.

La edición de este año tampoco se centrará tanto en el homenaje, ya que tienen mucho que mejorar. La vuelta a un nuevo comienzo del año pasado gracias al salto al motor gráfico Fox Engine fue un golpe duro, no sólo por llegar tarde, sino por llegar con deberes por hacer. Este año, parece que todo estará bien atado.

Pro Evolution Soccer 2016

Pro Evolution Soccer 2016 viene a recuperar al fan

Esta vez, Pro Evolution Soccer 2016 no intentará ser algo tan diferente a lo que gustaba a la gente por buscar recuperar esa identidad propia, sino que buscan mejorar una fórmula efectiva, y se han querido centrar en el aspecto que más acerca al videojuego a la realidad: las animaciones.

Pro Evolution Soccer 2016 cuenta con un nuevo motor de colisiones que hace que todo parezca mucho más natural. No es sólo cuestión del toque del balón que ya estaba en la entrega del año pasado, no es sólo ese control con dos joysticks y dos gatillos para mover casi libremente ambas mitades del cuerpo del jugador, sino que ahora entra en juego también el cómo reacciona ese jugador ante su entorno.

Las nuevas colisiones, muy bien

Y cabe decir que ese nuevo motor de colisiones funciona a las mil maravillas. Faltará que pase por un millón de manos diferentes y que se jueguen muchos partidos para ver por dónde falla y dónde no, pero por ahora, en nuestra experiencia, ha ido como la seda, sin hacer ninguna cosa rara, sin engancharse en ningún jugador invisible, y sobre todo, dando una gran sensación de control sobre lo que pasa en el campo.

En Pro Evolution Soccer 2016 también han querido centrarse en la parte funcional del espectáculo. Aunque la cámara siempre se puede mover a voluntad y escoger tanto altura como ángulo, esta vez la cámara por defecto está más baja, más cercana al campo y con mayor ángulo de visión, y con un buen seguimiento del balón, claro, para que parezca más televisivo y menos 'ver el partido en directo desde un mal sitio'.

Pro Evolution Soccer 2016

Espectáculo gráfico garantizado

También ocurre lo de siempre, no todos los jugadores están licenciados, y de los que están, no todos están realizados con la misma fidelidad, pero en parte todo esto ya es mucho de lo que tienen solucionado por la trayectoria de PES 2015 de cara a Pro Evolution Soccer 2016. Todos esos centenares de jugadores que llegaron más detallados a través de parches, estarán aquí desde el principio.

Adam Bhatti, el Product Manager de PES, confesaba que están tremendamente concienciados con todo lo que lleva pasando durante ya varios años, y que esta vez quieren marcar la diferencia, no sólo haciéndolo a tiempo, sino por supuesto, haciéndolo bien.

Tras tres o cuatro partidos, pocas conclusiones se pueden sacar, pero desde luego, Pro Evolution Soccer 2016 parece un título mucho más sólido que las anteriores entregas. La prueba de fuego estará en las demos, y a partir de ahí, será el usuario quien decida si darles confianza de nuevo o no.