Hay una serpiente Gigante en Sekiro qué va causando el pánico allá donde va. Te la encontrarás por primera vez cuando te acercas al castillo Ashina y es muy fácil sentirse tremendamente frustrado cuando esta te mata una y otra vez y acaba con tu vida de una forma tan rápida y sencilla que parece que prácticamente no tienes ningún tipo de posibilidad contra ella. La buena noticia es que en esta guía te vamos a contar como puedes vencer a la serpiente gigante de Sekiro en una serie de pasos bastante cómodos para ti.

Te recordamos que de cualquier forma sekiro no es un juego fácil y que además cuenta con mira realmente asombrosa. Es muy posible que más de una vez te sientas sobrepasado por los acontecimientos. Precisamente por eso te recomendamos algunos de nuestros otros post como por ejemplo nuestros posts de Consejos de Sekiro para no morir cada diez minutos o Armas de brazo prostético en Sekiro - Cómo conseguirlas

Serpiente Gigante en Sekiro

Serpiente Gigante en Sekiro - primeros pasos

La primera vez que te encuentras con la serpiente gigante es debajo del puente en el valle del ídolo del escultor. Aquí si miras hacia la izquierda vas a ver una serie de plataformas por las que puedes bajar de forma completamente segura. El lobo no recibe daños por culpa de caídas altas alturas en sekiro así que no te preocupes por acabar herido. Cuando desciendes algunos peldaños te encontrarás con una serpiente gigante. En el momento en el que escuches a la serpiente moverse mira por encima del desfiladero y verás una rama de un árbol hacia la que puede saltar. Salta inmediatamente a ella si quieres seguir vivo.

Ahora la serpiente gigante aparecerá en mitad de la garganta y tendrás que saltar hacia la siguiente rama en el momento exacto para no tomar daño. En el momento en el que la serpiente no esté mirando, salta al desfiladero y busco un lugar seguro. Inmediatamente salta a la rama de un árbol y luego pulsa el joystick izquierdo para esconderte la hierba alta. De nuevo cuando la serpiente no esté mirando salta a través del desfiladero hasta la rama que hay justo en el punto opuesto utilizando tu arma prostetica de shinobi. Entonces verás un pequeño túnel justo frente a ti por el que puedes pasar y que lanzará una animación en el que la serpiente te verá pero no podrá llegar hasta ti.

Serpiente Gigante en Sekiro - seguimos con la estrategia

El otro. de es que moverte muy rápidamente. Ve directamente hacia el área que ves debajo de ti y después gira a la izquierda. Ahora puedes saltar por una brecha y llegar a un eje en el otro lado y trepar hacia arriba rápidamente para esconderte en la hierba alta antes de que la serpiente gigante y llega ese área. En la hierba gigante intenta evitar a la serpiente conforme ella va apagando a tu alrededor buscándote. Siempre que sea posible tienes que moverte a la siguiente área de hierba alta que está conectada con la primera en la que te escondes. Al final de la segunda área de hierba alta puedes trepar por un risco y pasar por debajo de la serpiente gigante.

Cuando la serpiente mira hacia atrás hacia el área en el que estabas, deja de trepar la pared y corre directamente hacia el objeto que parece una casa pequeñita. En el momento en el que te acerques al objeto tendrás la opción de entrar dentro del palanquin. Quédate en el palanquin conforme la serpiente se va acercando a ti y entonces verás eventualmente él. Que te permite saltar y apuñalar la con tu espada directamente en el ojo de la serpiente gigante. La serpiente ahora gritara en agonía y podrás echar a correr.

Serpiente Gigante en Sekiro

Serpiente Gigante en Sekiro - acabando con su vida

Escapa de la serpiente y echa a correr. Verás que tienes una rama cerca por la que puedes trepar y por lo que puede saltar directamente con tu brazo prostetico. En mitad del aire mira hacia delante de ti y pulsa el interruptor de nuevo para poder trepar a una nueva rama el cual te llevará un túnel. En este punto la serpiente intentará acercarse y matarte pero fallará y es así como la vences.

Esperamos que os haya gustado nuestro día y que estéis disfrutando muchísimo de Sekiro. ¡Esperamos que no puedan con vosotros los bosses!