Si acabas de empezar el juego seguro que te vendrá bien nuestra guía de trucos de Star Trek: Fleet Command.

Star Trek nos permite volver a saltar directamente al espacio para enfrentarnos a un montón de peligros y de tesoros que se nos están ocultando frente a nuestras propias narices. Sin embargo el espacio exterior está lleno de peligros y será tu propia obligación descubrir cómo aprovechar al máximo tanto los botines que puede recuperar como la tripulación de tu nave para poder conseguir avanzar a lo largo del juego.

Este nuevo mito de Star Trek es realmente complicado y exigir a una enorme dedicación por parte de cada uno de los jugadores. Hay mucho que coleccionar, luchar y construir mientras te sumerges en un viaje a lo largo del espacio con tus naves y con tu propia tripulación. Después de pasar bastantes horas navegando a través de las estrellas hemos vuelto con una guía llena de consejos para ayudarte a pasar por esté mal trago de la mejor forma posible.

Trucos de Star Trek Fleet Command

Trucos de Star Trek: Fleet Command - Te vas a encontrar con muchos enemigos, lo esencial es que aprendas cuáles merece la pena.

Lo primero que te darás cuenta en cuanto empieces a jugar a Star Trek es el hecho de que hay una enorme cantidad de enemigos por todas partes. Ponerte atacarles como un loco no te llevará a ninguna parte así que te recomendamos que vayas directamente a por las naves que sea mucho más débiles que las tuyas. Es cierto también que no deberías ponerte atacar sin ningún tipo de sentido a cualquier nave que se ponga delante de ti así que te recomendamos que simplemente toques primero una de esas naves para saber si las recompensas que te dan cuando la derrotes merece la pena.

Otra de las funciones que tienes es la posibilidad de escanear a los enemigos con las naves. Es cierto que los escaneos funciona mucho mejor con naves controladas por otras personas pero también tienes otras misiones de combate a tu disposición que puedes realizar para obtener un montón de recompensas y conseguir los recursos necesarios para mejorar tus barcos y salir airosos de cualquier tipo de batalla con la que te encuentres. No seas demasiado ambicioso y ataca solamente a las naves a las que crees que puedes vencer.