Es un videojuego que puede parecer muy sencillo en un primer momento, pero que no os engañe, ya que luego pasará a ser un título bastante complejo en el que quizás necesitéis algo de ayuda. Por eso mismo nosotros hemos preparado esta pequeña guía con consejos y trucos de Reigns: Juego de Tronos, sobre todo para aquellos jugadores más novatos o los que todavía no dominen todos los aspectos del título.

Trucos de Reigns: Juego de Tronos

El primero de los trucos de Reigns: Juego de Tronos es que no descuides ninguno de los cuatro pilares fundamentales para gestionar a tu reino: el militar, el de Fe de los Siete, el pueblo y las reservas de oro. Un buen gestor del reino sabrá mantener un equilibrio entre todos estos pilares del juego, así que ya sabes cuál debe ser tu objetivo principal.

Pero que esto no te reprimas para intentar hacerlo a tu manera: lo mejor que puedes hacer en Reigns: Juego de Tronos es ir investigando por tu cuenta y hacer notar tus propios pálpitos: quizás sientas que es mejor dedicar más recursos en algún aspecto concreto porque puede venir mejor en ese momento. Adelante, no temas seguir tus intuiciones pues no hay ninguna verdad absoluta en el juego.