Puede llegar a ser un título complejo si no te lo tomas con calma y no sigues algunos consejos, y esa es la razón por la que nosotros hemos decidido realizar esta pequeña guía con trucos de Smoke and Sacrifice que puede venir especialmente bien para los jugadores novatos, pero que los más avanzados también pueden leer para descubrir quizás algo desconocido para ellos.

Trucos de Smoke and Sacrifice

El primero de los trucos de Smoke and Sacrifice tiene que ver con los controles: sinceramente, la manera más sencilla y productiva de jugar al título es con teclado y ratón. Utiliza la combinación WASD para controlar al personaje y el ratón para escudriñar los escenarios, explorar e ir cambiando de objetos. Acostúmbrate a todos los controles, obviamente.

Otro de los consejos principales es que guardes la partida a menudo. Al contrario que en otros videojuegos, Smoke and Sacrifice no dispone de opción de autoguardado y si no lo haces todo el progreso se perderá. Tendrás que hacerlo en los terminales de guardado que hay dispersos por el mundo. Ten cuidado cuando te alejes de ellos: el mundo del juego es muy peligroso.