Controlar una armada en el espacio no es una empresa sencilla, y es posible que te sientas un poco abrumado si nunca has probado el juego o si llevas solo unas pocas horas. Por eso mismo nosotros hemos decidido realizar esta pequeña guía con consejos y trucos de Battlefleet Gothic: Armada II, destinada a los jugadores más novatos pero que quizás también pueda ayudar a los más avanzados.

Trucos de Battlefleet Gothic: Armada II

El objetivo principal de las misiones del juego suele ser el de acabar con todos los enemigos, que suele ser bastante difícil. Uno de los primeros trucos de Battlefleet Gothic: Armada II es que no te agobies, fijes el objetivo en aquellos enemigos que creas que es posible derribar y aquellos que son imprescindibles para la victoria. Poco a poco irás limpiando el cielo.

La distancia es la mejor aliada en Battlefleet Gothic: Armada II. Muchos enemigos cuentan con habilidades especiales que sólo pueden utilizar cuando estés muy cerca o todo lo contrario, cuando te encuentres lejos de un radio de acción concreto. Debes aprender cuáles son estos potenciales peligros y aprovecharlos en tu beneficio. Y no olvides que tú también cuentas con diferentes habilidades y que la distancia es importante en ellas.