Para dominar a tus tropas y acabar con el enemigo en el campo de batalla debemos tener en cuenta una enorme lista de factores para encontrar el éxito. Por eso mismo nosotros hemos realizado esta pequeña guía con consejos y trucos de Wargroove, que esperamos que sean de verdadera utilidad sobre todo para aquellos jugadores principiantes que no dominen las mecánicas del todo.

Trucos de Wargroove

El primero de los trucos de Wargroove que vamos a darte tiene que ver con los perros: da igual el personaje con el que juegues o aquel que decidas que va a ser el protagonista de tu aventura, todos tienen perros y su utilización es primordial. Si los sitúas en una montaña tu rango de visión será mucho más amplio, aportando una información que puede ser fundamental.

Tampoco debes olvidar otro aspecto importante: gastar el oro del que dispongas. Al principio de cada batalla comenzarás con una cantidad concreta que puedas coger e invertir para destruir a más tropas. Utilízalo siempre que puedas y siempre que sea necesario, no dejes de lado esta posibilidad.

Eliminar animaciones de combate

Otro de los trucos de Wargroove que quizás os vengan bien es la posibilidad de saltar o eliminar las animaciones de combate. Para hacerlo simplemente mantén pulsado el botón B en Switch cuando tu enemigo tenga el control de la acción, devolviendo enseguida tu posibilidad de jugar. Esto te otorgará un tiempo valioso para seguir jugando.

Otra mecánica que puede que olvides utilizar es la de los vagones. En Wargroove aparecerán relativamente pronto en la historia principal, y debes tenerlo en mente una vez los obtengas para utilizarlos, ya que pueden ser realmente útiles para acabar con unidades enemigos rápidamente.

Utiliza el terreno

Otro de los buenos trucos de Wargroove es que siempre combatas aprovechando el terreno en tu beneficio. Nunca dejes a las unidades en campo abierto a merced de las huestes enemigas, protege a tus tropas con movimientos y trata de que el escenario siempre juegue a tu favor.

Los comandantes no son invencibles, y es otro de los factores que deberías tener en mente. No los dejes solos, ya que aunque puedan enfrentarse a múltiples enemigos es probable que llegado cierto momento no puedan con más, así que al menos tenlos siempre arropados de unas cuantas tropas.