Enhorabuena, si has llegado a esta batalla es porque lo has merecido y solo te queda el último esfuerzo final. Una vez acabes con este enemigo completarás el juego. Sin embargo, es probable que te esté frustrando. No te preocupes, nosotros vamos a intentar ayudarte con unos consejos sobre cómo matar a Isshin Ashina en Sekiro de la forma más eficiente posible, aunque ya avisamos que necesitarás paciencia para hacerlo.

Cómo acabar con Isshin Ashina en Sekiro

Isshin Ashina cuenta con tres barras de vida, cada una de ellas con distintos movimientos y a lo que habrá que sumar la batallla previa con Genichiro al que habrá que enfrentarse SIEMPRE que vuelvas a repetir la batalla. Afortunadamente este primer encontronazo es más sencillo que el resto y simplemente deberás seguir la misma táctica que la primera vez que luchaste con él. Lo único que debes tener en cuenta es el inicio del combate: acércate a él y corre hacia atrás para que realice ese ataque especial, después prosigue el combate normalmente.

Para acabar con Isshin Ashina en Sekiro tenéis que tener paciencia , repetir muchas veces y aprenderse de memoria todos sus movimientos. Te recomendamos como afrontar algunos de ellos, para que te sea más fácil: huye de él cuando vaya a realizar un ataque especial, corriendo. Si lo haces no te dañará y podrás regresar corriendo y hacer un combo de golpes.

Es muy rápido, así que no pares de realizar Desvíos y haz el contraataque Mikiri siempre que lo permita, pero cuidado no te vayas a comer en su lugar un ataque giratorio. La segunda parte es algo más complicada cuando salga la lanza, pero no deja de ser el mismo proceso: cuidado con los ataques especiales, realiza los contraataques cuando toque y cuidado con los ataques eléctricos.

Matar a Isshin Ashina en Sekiro

Esta es la clave final para acabar con Isshin una vez domines todos los movimientos previos: los ataques eléctricos. Algunos te los vas a comer sí o sí, otros los vas a evitar de chiripa, pero a nosotros nos ha funcionado algo muy bien: correr hacia él cuando lo esté preparando. De esta manera, si consigues iniciar la carrera rápido y no te encuentras muy lejos de él, en el momento en que el golpe se produzca estarás detrás de él y no te tocará.

Suerte y ánimo, es el único escollo que te falta para alcanzar el final.