Hay un montón de características en este juego y es muy probable que durante las primeras horas estés un poco perdido, lo que es normal. Poco a poco irás comprendiendo las mecánicas y toda la información a tu alcance, pero te recomendamos que eches un vistazo a estos trucos de The Elder Scrolls: Blades para comprender todo mejor y aprovechar el juego al máximo desde el principio.

Nuestros trucos de The Elder Scrolls: Blades para los jugadores principiantes

El primero de los trucos de The Elder Scrolls. Blades que vamos a darte tiene que ver con esa falta de información que puedes tener. Si te fijas en la barra de menú, verás uno muy útil con una interrogación. Es ahí donde se te explicará todo de forma mucho más detallada, de forma que si hay algo que no comprendas o de lo que quieras saber más, te recomendamos que tires de ese menú interno.

Ya dentro de lo que es el propio juego en sí, te recomendamos que no gastes dinero en un principio en armas y armadura. Pronto irás encontrando otras mejores y será tirar el dinero, avanza sobre todo durante las primeras horas sin prestar mucha atención a los vendedores, o al menos es lo que nosotros te recomendamos.

Eso sí, que eso ni impida que pierdas de vista a las que tengas equipadas. Las armas y armaduras se desgastan, así que necesitas repararlas. No lo hagas si no las vas a utilizar de nuevo, eso sí. Pronto irás aprendiendo a gestionar mejor estas acciones.

Desafíos y construcción

Echa un vistazo a los desafíos que se actualizan cada hora, pues son muy importantes. Comprueba si hay alguno que puedas completarlo y hazlo, pues es la manera más rápida y sencilla de conseguir dinero. Además, suelen ser bastante sencillos de realizar.

trucos de The Elder Scrolls Blades

Uno de los trucos de The Elder Scrolls: Blades más importantes es subir de nivel tu ciudad. Construye edificios y mejóralos, es la manera más sencilla. Presta atención primero a aquellas construcciones que te puedan proporcionar algún beneficio, como las armerías (un buen consejo es tener dos construidas a la vez).

Poco a poco irás comprendiendo y atendiendo mucho mejor a todas las vicisitudes del juego, así que échale horas y si te gusta trata de empaparte de todas sus características jugables.