Remnant From the ashes ha sorprendido con su lanzamiento la semana pasada gracias a su ambientación y su espectacular jugabilidad. No obstante, en ocasiones es tremendamente complicado. Si te encuentras atascado en algunos de sus primeros boses, enhorabuena. Hoy te contamos cómo derrotar a los jefes finales de Remnant fácilmente en modo solo.

Cómo derrotar a los jefes finales de Remnant fácilmente en modo solo - Consejos generales

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Remnant es totalmente aleatorio. Se mantienen los tipos de enemigos normales y el estilo de cada mundo, pero tanto el trazado como los enemigos gordos y los jefes finales cambian de una a otra partida. Es posible que no te aparezcan los mismos jefes que te contamos aquí. En ese caso, aprovecha las estrategias o comienza la partida de nuevo si te ves incapaz de superarlos.

Como estrategia general, y esta vale para todos los jefes, lo primero que tienes que hacer es estudiar sus patrones. Generalmente es posible meterles varias balas certera a un punto débil nada más empezar el combate y de ahí pasan, bien a atacar, bien a llamar apoyo. Lo mejor es tomar distancia y eliminar a los secuaces antes de atacar al jefe con todo lo que tienes. Atento, porque uno de los patrones suelen ser ataques explosivos. Esquiva y espera para volver al ataque cuando esto suceda.

Cómo derrotar a los jefes finales de Remnant fácilmente en modo solo - Primeros jefes

Puño Sangriento

Es uno de los primeros jefes en aparecer, aunque a veces el primero es el Triturador. Se trata de un big boss tanque armado con una potente espada. La mayor complicación reside en lo angosto del escenario y la compañía de Semillas de Vacío explosivas. Tómatelo con calma y al lío.

remnant dragon 2

La mejor estrategia es atacarlo con el rifle de caza. Métele varios tiros en la cabeza o mejor en el pecho, donde está su punto débil. Cuando vaya a por ti, rueda hacia él para esquivarlo. Ten el oído listo y cuando escuches un silbido prepárate para acabar con las semillas explosivas vigilando que no te arrinconen. Repite una y otra vez y ten cuidado: cuando le salen los pinchos es resistente a los ataques de a cuerpo a cuerpo y refleja un 200% del daño hecho con la espada, el hacha o el martillo.

Ent

Un árbol gigantesco con pinta de Cthulhu. En algunas partidas os saldrá un enorme dragón de fuego en su lugar. Lo peor del Ent son, una vez más, los secuaces -semillas y semillas explosivas- y sus ataques de onda expansiva. También tienes que tener cuidado con los explosivos que lanza desde su lomo. Su punto débil está en la espalda.

remnant arbolito

La mejor estrategia es empezar con un disparo de rifle francotirador y de ahí pasar al rifle de caza. Salta y rueda cuando haga un ataque de onda expansiva, pisotón o manotazo, y aprovecha esas esquivas para cargar el rifle. Elimina a los secuaces según aparezcan, sobre todo a los explosivos. Si quieres aligerar la eliminación el subfusil con el modificador calentón es una gran opción. Recuerda centrarte en esquivar cuando empiece a dispararte explosivos, un momento ideal para recargar tus armas y recoger munición.

Triturador

Un arbusto hechicero muy puñetero que da acceso a cositas jugosas si lo derrotas. Sólo tiene tres complicaciones: es ultra rápido, está acompañado de semillas de vacío, y el escenario está plagado de vainas explosivas. Asegúrate de llevar pociones contra la podredumbre o equiparte el talisman de curación antes de ir a por él.

remnant boss

La mejor estrategia es tomarte el combate por fases. Comienza disparando a su punto débil, el ojo rojo, con el rifle de caza y métele todas las balas que puedas. Luego elimina a los secuaces y vuelve a empezar. Cuando se haga una bola y ruede a por ti, esquívale para que se dé contra un árbol y quedará confuso unos segundos. Aprovecha las semillas ígneas del suelo y, sobre todo, esquiva las vainas explosivas. Hacia mitad del combate Triturador crece y se hace más poderoso, pero la estrategia no cambia.

Devastación

Uno de los enemigos más pesados del juego y el que suele aparecer el primero en la zona del desierto. No dejes que su aspecto de Dorito de piedra te engañe: viene acompañado de calaveras voladoras y cráneos explosivos radiactivos, y puede ponerte las cosas muy chungas. Su punto débil es la boca cuando grita: aprovéchalo.

remnant enemigo

La mejor estrategia es quedarte junto a la puerta de entrada y meterle de lejos con el rifle francotirador varias balas cuando empiece a chillar hasta que se vaya. De ahí pasa a la magnum y métele una bala a cada calavera que aparezca sin perder la posición. Cuando vuelva, empezará a escupir fuego. Sigue disparándole cada vez que chille con la magnum o el rifle de caza. Si te ves en apuros, equipa el Aura del Sanador y crea una zona de curación cuando empiece a ponerse fea la cosa.

Y hasta aquí nuestra guía sobre cómo derrotar a los jefes finales de Remnant fácilmente en modo solo. No olvides que por duros que parezcan todos tienen una serie de patrones que, bien analizados, hacen que sea posibles derrotarlos antes o después. Te aconsejamos que eches un ojo a nuestra guía con consejos para novatos antes de empezar a jugar.