Los Sims 4 sigue siendo uno de los episodios más queridos de la saga de EA Maxis. Tras un comienzo no del todo exitoso, sus múltiples añadidos lo han encumbrado como el favorito de muchos usuarios. Si aún no has caído o quieres refrescar algunos trucos, hoy te hablamos de cómo ser y dejar de ser sirena en Los Sims 4

Cómo ser y dejar de ser sirena en Los Sims 4 - ¿Qué son?

Las sirenas y los tritones son uno de los añadidos de Los Sims 4, especialmente importantes en Los Sims 4 Vida Isleña. Se trata de Sims de naturaleza mágica que tienen sus propias necesidades, actividades e incluso entornos, por lo que es interesante controlar cómo convertirte en sirena y tritón si quieres sacar todo el jugo a Los Sims 4.

Lo primero para poder convertirte en sirena o tritón es contar con la expansión Vida Isleña de Los Sims 4. Esta incluye gran cantidad de fondos marinos, lagunas y masas de agua que te permitirán aprovechar al máximo la conversión. Lo mejor es que aunque hace unos meses os decíamos que no se podía, ahora sí que es posible retornar al estado 'normal' humano de tu Sim, por lo que ya no hay motivos para no aprovechar esta opción.

Cómo ser y dejar de ser sirena en Los Sims 4

Para ser sirena o tritón hay varios métodos, aunque en esta ocasión vamos a pasar de trucos y nos vamos a centrar en los 'legales', por lo que puedes ir cerrando la consola de trucos en tu PC o demás plataformas. Para convertirte en sirena o tritón necesitarás un objeto especial, el alga sirenia, que puedes comprar en la tienda, conseguir como recompensa o, nuestro consejo, buscar en las profundidades de la Gruta de la Sirena. Una vez la tengas, sólo tienes que tomarla y convertirte en sirena o tritón.

sims 4 sirenas

Para dejar de ser sirena o tritón sólo necesitas aprovechar tus nuevas cualidades de buceo y buscar dos algas más en la Gruta de la Sirena -o comprarlas, eso ya cada uno-. Una vez tengas las dos algas, sal del agua. Consume las dos algas a la vez y vuelve a meterte en agua del océano antes de que desaparezca el icono de cambio de humor que te producen las algas. Con esto dejarás de ser sirena o tritón, aunque cuidado, si has mantenido relaciones es posible que tu próximo hijo tenga estas cualidades mágicas.