Empezamos los trucos de Super Meat Boy enseñándote a saltar. Básicamente existen dos tipos de saltos, los que se hacen corriendo y los que no. Con los primeros alcanzarás mucha velocidad pero también te costará controlar más a Meat Boy en el aire, mientras que en los segundos sacrificarás la distancia recorrida por un mayor control.

Además de esto, algo imprescindible es el wall-jump, una técnica que te deja saltar de pared a pared deslizándote por cada superficie. Exige un poco de práctica, pero te recomendamos que insistas porque dicho control es clave para superar el juego, y es uno de los trucos de Super Meat Boy que necesitarás.

Trucos de Super Meat Boy - Cómo no morir

Simple y llanamente, debes asumir que morirás en Super Meat Boy. Tienes que saber reaccionar muy bien a cómo cambia cada escenario para no fallar, y además algunos saltos exigen una precisión milimétrica. La gran ventaja es que puedes controlar a Meat Boy cuando está en el aire, reduciendo su avance y recalculando la parábola de cada salto con el stick direccional. Practica esto último, porque es uno de los trucos de Super Meat Boy que salvan vidas.