Por norma general, si veis que hay un enemigo que se os resiste muchísimo es porque tiene truco, ¿y qué quiere decir esto? Que hay que matarlo a través de la ajecución de ataques críticos. Estos golpes se realizan acercándose al enemigo una vez está estuneado o aturdido y pulsando el botón de ataque, es decir, el R1. Para conseguir stunear a tu enemigo antes tendrás que hacerle un parry o contraataque, una técnica que te explicamos aquí.

Pero esta no es la única forma, aunque sí la mejor de todas y la que te recomendamos que practiques y domines. También puedes hacer un crítico si te acercas de manera sigilosa hasta la espalda de alguien y le atacas. De esa manera, también activarás una animación en la que le ensartarás el filo de tu arma, le bajarás muchísima vida y casi lo matarás.

Cómo hacer críticos en Bloodborne fácilmente de varias maneras

Pero hay más maneras. Hay muchos enemigos, sobre todo los gigantes, que tienen partes de su cuerpo que son especialmente vulnerables. Si las encuentras y las atacas, también activarás la animación del crítico. Por último, y aunque no se pueda considerar un ataque crítico, sino un ataque cargado o visceral, también te recomendamos que, siempre que puedas, actives el truco de tu arma y cargues el R2. Al soltarlo darás un potente tajo de un daño casi comparable al de un crítico.

Ahora que ya sabes cómo hacer un crítico de Bloodborne, te recomendamos que lo hagas con este arma, pues es la mejor del juego. Mucha suerte enfrentándote a la pesadilla, cazador.