Análisis de Metroid Samus Returns para Nintendo 3DS

La cazarrecompensas galáctica más famosa de Nintendo ha decidido regresar con el género que la vio nacer y la hizo grande, el plataformas 2D de acción y aventuras. Aunque parecía que 3DS estaba empezando a contar sus días, desde Nintendo y MercurySteam, el estudio desarrollador, han querido sorprendernos con el juego que analizamos hoy.

Hablamos de un remake de Metroid II: Return of Samus, un juego lanzado en Game Boy en los años noventa que además de ser el primer Metroid portátil también fue de los más queridos. Por desgracia, el tiempo le ha pasado factura y 2017 era el momento de una reimaginación que ya tenemos aquí, en el análisis de Metroid Samus Returns.

análisis de Metroid Samus Returns

Empezamos el análisis de Metroid Samus Returns

Lo primero a mencionar en el análisis de Metroid Samus Returns (aquí tienes una guía para novatos) es que nos encontramos ante un trabajo que se toma libertades creativas a la hora de añadir contenido y diseñar los escenarios. El juego de Game Boy estaba limitado por un hardware que no le permitía generar grandes escenarios y por una pantalla que le daba los mismos problemas, pero esto es algo que en 3DS ha quedado atrás.

En su lugar tenemos un lanzamiento que tiene más sangre de heredero generacional de Metroid: Zero Mission o Metroid Fusion, al continuar con la acción más frenética y veloz y una Samus más plástica y versátil en combate. Esta vez podremos disparar en un ángulo de 360º con sorprendente facilidad utilizando el stick analógico izquierdo de la consola y, además, contaremos con un botón de apuntado manual que facilitará todavía más las cosas.


análisis de Metroid Samus Returns

Metroid Samus Returns se siente como un paso hacia adelante

Aunque hayamos empezado el análisis de Metroid Samus Returns hablando de un juego que se siente como algo nuevo, los que vengan del original verán que se conserva el mismo planteamiento en el que nos obligan a eliminar un total de 40 metroides escondidos en un escenario que tendremos que ir descubriendo encontrando nuevos pasadizos, obteniendo nuevo armamento que nos dé acceso a más zonas y enfrentando a criaturas que irán ampliando su tamaño y su peligrosidad.

Metroid Samus Returns es un lanzamiento que merece estar entre los grandes de su familia, aunque tiene algunas novedades que causarán controversia. La más destacada es el golpe físico que podemos realizar en cualquier momento, un hit melee que hará las veces de parry si conseguimos lanzarlo en el momento justo y que nos permitirá realizar daño extra a los jefes durante un breve periodo de tiempo acompañado por escenas de acción que juegan con la cámara.

análisis de Metroid Samus Returns

Metroid Samus Returns es un feliz reencuentro

Lo único que quizás echamos en falta al escribir nuestro análisis de Metroid Samus Returns es esa sensación de hostilidad que transmitían los primeros Metroid y en especial el juego del que es remake, algo que se ha visto diluido tanto a nivel artístico como jugable: la banda sonora y el escenario son menos opresivos y la jugabilidad ofrece más posibilidades desde las primeras horas.

En resumen, nos encontramos ante un Metroid con todas las letras que sirve de feliz reencuentro, de buen remake y de genial base para apostar por algo más rompedor en el futuro. Ahora sabemos que la fórmula sigue funcionando, gusta y puede evolucionar (esta Samus tiene más poderes, es más plástica y ágil), solo hay que lanzarse de lleno a por una nueva entrega que sea algo totalmente nuevo. Ha sido una grata sorpresa retomar un buen metroid 2D tras casi diez años de ausencia.