Xenoblade Chronicles 2 cuenta con una historia fabulosa y bien resuelta, un mundo de juego repleto de secretos y de enemigos únicos y con nombre propio que necesitarás eliminar. Los personajes están bien construidos, los adorarás; por no hablar de los villanos que, salvo por un par de ellos, son sensacionales.

Xenoblade Chronicles 2 es un JRPG largo. Llegar al final de su campaña te llevará unas sesenta horas y luego querrás seguir jugando. Su historia resulta interesante por su trasfondo y el momento en el que arranca. Vivimos en un universo, en Alrest, en el que el único reducto de tierra firme se encuentra, posiblemente, en la cima de un árbol gigante que se encuentra en su centro, el Elíseo, pero llegar ahí parece imposible.

Análisis de Xenoblade Chronicles 2

La historia y los personajes de Xenoblade Chronicles son fabulosos

Las ciudades se erigen sobre unas criaturas colosales llamadas titanes. El problema es que se están muriendo. Para añadir más tensión a la trama de juego, la situación pone nerviosos a los reinos de Alrest, que se enzarzann en una guerra motivada por un misterioso grupo terrorista.

Nosotros jugamos con Rex, un buceador que se encuentra con una poderosa Blade que le pide que le lleve al Elíseo, y el acepta. Así empieza el viaje que nos hará ser protagonista del resto de los acontecimientos del título. El lore del juego está bien construido, la historia funciona muy bien, los personajes son sensacionales, y todo ello viene trufado con un profundo sistema de combate.

Análisis de Xenoblade Chronicles 2

El combate acaba adquiriendo una profundidad increíble, lo adorarás

El combate de Xenoblade Chronicles 2 es único. Parte de las lecciones del primero y de Chronicles X, pero es mucho más comprensible, profundo y divertido. Tenemos un grupo de tres a los que podemos equipar con una selección de Blades, personajes de apoyo que nos conceden sus habilidades, su afinidad elemental y sus fuerzas. En función de los Blades que nos equipamos seremos de una clase u otra.

Estos Blades son algo así como Pokémon, solo que el que ataca es el entrenador. Definir bien las clases de tu personaje, saber escoger el orden de ataque, qué habilidades usar y encontrar nuevos Blades son las claves de unas batallas que van ganando en profundidad casi hasta rematar el juego. El combate de Xenoblade Chronicles 2 es un híbrido entre turnos y acción real, se queda con lo mejor de las dos y te obliga a algo genial: que no juegues a lo loco, que siempre aspires a realizar la mejor lucha.

Análisis de Xenoblade Chronicles 2

Hay mucho por hacer: enemigos únicos que derrotar, nuevas Blades que encontrar y secretos que descubrir

En lo técnico, el juego empobrece su aspecto al jugarlo en portátil, pero mantiene el tipo. Destaca en su apartado artístico y en la personalidad de sus protagonistas, que hace que lo primero gane más fuerza. Su BSO es maravillosa, estaréis tatareando sus composiciones durante mucho tiempo y van a la perfección con el desarrollo de la aventura.

Los únicos problemas achacables a Xenoblade Chronicles 2 es que muchas de sus misiones secundarias no se demasiado divertidas, que la IA de tus compañeros falla a veces, algo de popping y de texturas de mala calidad, pero el juego se sensacional. Xenoblade Chronicles 2 es uno de los mejores JRPG del año, el mejor de la trilogía y una buena razón para comprarse una Nintendo Switch.

Si vas a empezar a jugar al juego, te vendrá bien esta guía de Xenoblade Chronicles 2 para el novato.