Las posibilidades que ofrece la última entrega de la franquicia a la hora de gobernar son impresionantes. Como ya comentábamos en nuestro análisis, el juego te permite actuar como quieras y decidir si vas a seguir el camino de la corrupción o si vas a optar por el camino del bien, ayudando a tus ciudadanos y aplicando tus políticas. Con esta guía que hemos preparado, con varios consejos y trucos de Tropico 6, te ayudaremos a conseguirlo de la forma más efectiva posible.

Trucos de Tropico 6 para gobernar de forma correcta (o incorrecta)

Lo primero de todo es que tú mismo decidas cómo vas a gobernar. Tener una idea clara es fundamental y uno de los trucos de Tropico 6, puesto que seguirás siempre un camino lógico respecto a esa senda y marcarás el camino hacia el bien o hacia el mal de tu gobierno. Teniendo esto en cuenta, actúa en consecuencia. Si quieres ser corrupto o un dictador, toma decisiones que ayuden a conseguir esa meta y lo mismo si quieres lo contrario.

Lo más importante en Tropico 6, sobre todo al comenzar a jugar, es no gastar dinero porque sí y tener siempre una buena cantidad de ingresos que superen a los gastos mensuales. Suena lógico pero es posible que en tus primeras partidas no lo tengas en mente. Basa toda tu primera producción y construcción en cumplir acuerdos de exportación para obtener dinero, construye una cala pirata y realiza misiones de botín... lo importante es que no te quedes sin dinero y la cuenta siga bajando incluso en números rojos.

Cuando hayas alcanzado una buena cantidad de dinero y sigas estableciendo una mayor cantidad de ingresos que de gastos, es momento de gastar dinero en otra construcción, sea cual sea. Puedes optar por seguir mejorando tus infraestructuras de producción para poder llevar a cabo más acciones comerciales, o hacer caso a tus ciudadanos.

trucos de Tropico 6

Construye lo que el pueblo necesite, si vas a ser un buen gobernante

Uno de los trucos de Tropico 6 más fundamentales es que eches un vistazo al almanaque del menú, donde tienes la información sobre todos los aspectos de tu país y aquellos que son mejores o peores para tus ciudadanos. Si quieres contentarlos para que te voten, te recomendamos que eches un vistazo a la lista de felicidad y construyas elementos que mejoren los aspectos que tengas más descuidados.

Pero ya sabes que si eliges el camino del mal, nada mejor que prohibir los votos para garantizar tu supremacía en el gobierno. Igual que quedarse sin recursos: ser corrupto e ilegal es la manera más fácil de conseguir dinero y beneficios, pero debes ser tú quien decida seguir esa senda. Sobre todo, disfruta de tu isla, aprende de tus errores, mejora en futuras partidas y sigue el camino que desees.