Una de las entregas más queridas de la historia de la saga recibe su particular revisión en una entrega espectacular que tiene sus más y sus menos. Bien a nivel de campaña (tras algunos años irregulares en la franquicia) pero con diferencias y cuestiones discutibles a nivel multijugador. Descubre en nuestro análisis de Call of Duty Modern Warfare lo que nos ha parecido.

Análisis de Call of Duty Modern Warfare en PS4, Xbox One y PC

Call of Duty Modern Warfare vuelve a plantear un modo campaña que merece la pena de verdad. Espectacular, interesante y divertido. Y aunque mantiene la estructura y núcleo típico de la saga (disparos y avanzar a través del intento y error) han sido valientes en su discurso apuntando no sólo hacia la guerra como diversión, sino también como algo terrible.

A través de su historia y de algunas fases en concreto, Call of Duty Modern Warfare muestra el terror de la guerra. La cara más dura y la que en muchas ocasiones se pasa por alto en los videojuegos: la de los inocentes que sufren las consecuencias de estas disputas que ellos no han elegido, en sus casas, sufriendo. También a la hora de que entendamos que no hay bandos buenos ni malos, más o menos.

Call of Duty Modern Warfare análisis

Un discurso conocido pero atrevido

Y es loable que Call of Duty Modern Warfare se atreva a ir un paso más allá en su tono. Es verdad que el intento se diluye cuando el mensaje final sigue siendo el mismo de seimpre o cuando al final la guerra se continúa ludificando sin más para que peguemos tiros por diversión, pero se trata sin duda de la mejor campaña de un Call of Duty desde hace muchos años.

Pero no es lo único que ofrece el juego y, evidentemente, su apartado multijugador es lo más importante. Aquí encontramos puntos positivos pero también negativos, que los seguidores más acérrimos de la saga van a tener que sufrir y comprender antes de lanzarse de lleno a por el juego.

Reseña Call of Duty Modern Warfare

Un multijugador irregular

Call of Duty Modern Warfare no toma ninguna de las novedades vistas en Black Ops 4 (especialistas, regeneración manual de vida...) y vuelve a plantear un control clásico, aunque muy satisfactorio. La sensación de control de las armas y sus disparos es sensacional, colocándose sin duda en el olimpo de los shooters de esta generación.

Funciona fantásticamente bien en las modalides sin reaparación como Buscar y Destruir, pero resulta excesivamente irregular en las que cuentan con ellas, como los clásicos Duelo por Equipos o Dominio. El diseño de los mapas es excesivamente grande y repleto de recovecos, haciendo que el avance sea lento y se traicione la esencia de la saga donde la movilidad y la habilidad en el uno contra uno es clave.

Call of Duty Modern Warfare crítica

Un paraíso para los camperos

Como habréis imaginado, esta disposición de elementos y de diseño de mapas convierten al modo multijugador de Call of Duty Modern Warfare en un paraíso para los camperos, haciendo complicado el disfrute de los jugadores que sobre todo busquen la esencia clásica de la franquicia. Una pena que esperamos que solucionen en el futuro.

Call of Duty Modern Warfare es una buena entrega de la saga, continuista pero que asume riesgos en su modo campaña (lo mejor del título) pero que se resiente en un modo multijugador que necesita mejorar o directamente renovarse. Tenedlo en cuenta si decidís apostar por él.